jueves, 4 marzo 2021 17:26

El negocio ecológico de la diputada de Vox Mireia Borrás

  • Mireia Borrás posee participaciones en una empresa que se dedica a hacer baterías biodegradables.
  • El producto destaca su perfil "eco-friendly" y sostenible con el medioambiente.
  • Su partido ha liderado una lucha contra las ideologías que defienden el cambio climático.
  • En Vox no todos están en contra del ecologismo y el consumo respetuoso con el medioambiente. A la diputada nacional del partido Mireia Borrás parece que sí le importa el cambio climático, al menos, como forma de hacer negocio. La parlamentaria posee más de la mitad de acciones de una empresa que se dedica a producir unas baterías portátiles que presumen de ser biodegradables y sostenibles con el ecosistema. 

    La diputada posee el 51% de participaciones del grupo GoiPlug, como queda reflejado en su declaración de bienes presentada el pasado noviembre en el Congreso. Esta empresa se dedica a un nicho muy concreto del mercado, concretamente a la fabricación de baterías portátiles. Un producto novedoso no solo porque pueda emplearse para diferentes dispositivos como smartphones, UBS o incluso cigarrillos electrónicos, sino porque además destaca por su conciencia medioambiental.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”69590″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    “GoiPlug biocharger” se anuncia como una batería creada a partir de materiales que posteriormente pueden ser reutilizables o reciclados al 100%, incluso su carcasa es biodegradable. Su objetivo principal, como resaltan en su página principal, es hacer “un biocargador” que facilite “una carga instantánea, económica y sostenible”. La marca, a su vez, ofrece la posibilidad de promocionar a otras marcas y como ventaja competitiva se define así misma como “eco-friendly”, es decir, respetuoso con el medioambiente. 

    La empresa fue creada en el año 2018, aunque Mireia Borrás no especifica cuánto tiempo lleva formando parte del grupo, cuyo administrador único no es ella, sino un hombre, como queda reflejado en la web especializada en empresas InsightView. La diputada de Vox sí indica el valor de su participación en dicha compañía, una cifra aproximada de 15.000 euros calculada en función de capital, reservas e inversiones en desarrollo de marca y producto. 

    EL NEGACIONISMO CLIMÁTICO DE VOX

    La apuesta de la diputada de Vox por este producto, que se preocupa por cuidar el medioambiente, desentona con la postura que su partido defiende sobre este asunto. La formación capitaneada por Santiago Abascal siempre se ha mostrado contraria a todas las ideologías que defienden la preocupación por el cambio climático. De hecho, en más de una ocasión han hecho gala de su negacionismo con este tema. 

    Durante la inauguración de la Cumbre Mundial del Clima, que se celebró en Madrid el pasado mes de diciembre, el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, se mostró “muy preocupado” por lo que se había hablado en dicha presentación. El diputado hacía referencia al supuesto “alarmismo de aquellos que generan más daño al planeta” y sostuvo que se oponían “a esta nueva batalla ideológica de la izquierda, que sólo conducirá al encarecimiento de la energía, a dificultar la natalidad y a limitar los hábitos alimentarios”. De igual forma el parlamentario afirmó que su partido sabe la importancia de cuidar el medioambiente, aunque no comparte la manera en la que se está haciendo porque se pretende controlar diferentes aspectos de la libertad individual. 

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”66991″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    También ha hablado sobre este fenómeno el propio Abascal. Durante su aparición en el programa de Antena 3, El Hormiguero, el presidente de Vox ponía en duda aquellos que achacan este mal exclusivamente al hombre e insistió en que “con la excusa del cambio climático nos están restando libertad”. Para concluir, el dirigente hizo referencia a las advertencias en el uso de coches y criticó a la ministra por “atacar al diésel” cuando, según sus palabras, “la industria del automóvil en España es una de las más importantes y una simple afirmación sobre el diésel puede llevar a que las cadenas de montaje produzcan menos” o, incluso, se vayan a otros países. 

    El partido tampoco ha incluido ninguna medida relativa al cambio climático en su programa electoral para los comicios del pasado 10 de noviembre. Relacionado con este tema, Vox solo hizo en el apartado “Economía y recursos” una referencia a la “sostenibilidad de los recursos hídricos” y a la ejecución de “un plan de la Energía con el autosuficiencia energética de España”. Un aspecto en el que se diferenciaban notablemente del resto de formaciones que sí desarrollaron esta problemática en sus promesas de mejora.

    LA POSTURA DE MIREIA BORRÁS

    A pesar de poseer más de la mitad de una empresa dedicada a producir un utensilio que se preocupa por no contribuir a contaminar el planeta, Mireia Borrás no ha hecho demasiadas referencias a este tema. La diputada, que consiguió su acta el pasado 10 de noviembre, fue una de las dirigentes de Vox que acudió a la Cumbre del Clima de Madrid acompañando a Espinosa de los Monteros, aunque en ese evento no hizo ninguna declaración al respecto. Tan solo se pronunció en sus redes sociales compartiendo un mensaje de la formación que tildaba de “ridículo” el resultado de la COP25.