jueves, 21 enero 2021 07:53

La oposición alerta ante los pasos del Gobierno para aligerar las penas del ‘procés’

  • PP, Vox y Ciudadanos han expresado su rechazo a cualquier reforma del Código Penal que beneficie a los presos del 'procés'.
  • El Gobierno de Sánchez ha abierto la puerta a reducir las penas de los delitos de sedición y rebelión.
  • El Ejecutivo quiere también revisar delitos sexuales y medioambientales buscando el máximo consenso parlamentario.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha anunciado que quiere reformar el Código Penal para adecuar delitos como los de sedición y rebelión a la realidad de los acontecimientos vividos en Cataluña. Esto ha desatado las críticas de PP, Vox y Ciudadanos que opinan que se trata de una maniobra destinada únicamente a tratar de reducir las penas de los presos del ‘procés’.

Según el presidente, el Código Penal español vigente no se corresponde “con la época que le ha tocado vivir a España” y, aunque ha evitado decirlo de manera directa, tampoco ha negado en ningún caso que esa reforma pudiera contemplar una rebaja del delito de sedición, por el que los líderes del proceso independentista catalán se encuentran cumpliendo condenas de nueve años de prisión.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”65716″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

De acuerdo con el principio de favorabilidad penal habría que aplicar la norma más favorable a los condenados, a pesar de que sobre ellos obre sentencia firme.

DURAS CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Por esta razón, la oposición de PP, Vox y Ciudadanos han saltado para criticar al Gobierno en lo que consideran un “indulto encubierto” para el líder de ERC y exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y el resto de condenados.

El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, cree que una reducción de las penas tipificadas para el delito de sedición, que en la actualidad abarcan una horquilla que va desde los cuatro hasta los quince años, sería en realidad un “indulto encubierto”.

En esa misma línea, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, considera que se trataría de un “indulto por la puerta de atrás” para Junqueras y otros condenados del ‘procés'”. “Mientras los ciudadanos de a pie tienen que cumplir hasta la última coma de las leyes y no se les pasa ni una, ¿los políticos socios de Sánchez pueden tener un Código Penal a medida?“, se ha preguntado la mandataria del partido naranja en su cuenta oficial de Twitter.

Por su parte, para la dirigente de Vox Rocío Monasterio,  Sánchez y su Gobierno de coalición con Unidas Podemos han emprendido “complicado” al decir a los que se saltan la ley que “hacerlo, tiene premio”.

REFORMA DE OTROS TIPOS PENALES

La portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, subrayó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes que esa reforma del Código Penal que quiere impulsar en el Congreso de los Diputados el Partido Socialista no revisaría tan solo los delitos de rebelión y sedición sino otros delitos como los sexuales –para introducir un consentimiento expreso en las relaciones– o nuevos delitos medioambientales.

Montero matizó que esa reforma de la legislación penal, de la que aseguró aún no se ha afinado la propuesta, no entró dentro del acuerdo programático entre PSOE y el partido de Pablo Iglesias y que su intención es buscar el mayor consenso posible dentro de la cámara baja para sacarla adelante.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”61296″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

“No podemos tener una legislación penal en función de cada Gobierno que está en el poder”, opinó la socialista, al tiempo que señaló que “la realidad está por delante del Código Penal”.

La portavoz insistió en esa búsqueda de consenso con el resto de fuerzas políticas de las cortes y nombró específicamente al Partido Popular, a pesar de que los de Pablo Casado hayan expresado su negativa a promover reformas que vaya en beneficio a los líderes independentistas condenados por el Tribunal Supremo.

“Seguiremos tendiendo la mano en esta materia y en todas”, adelantó Montero, aunque todo apunta a que esa mano será rechazada por PP, Vox y Ciudadanos si lo que quiere ese “indulto encubierto”.