lunes, 25 enero 2021 00:56

Hermann Tertsch, el eurodiputado más polémico al que también castigó Twitter

  • El eurodiputado fue denunciado por Pablo Iglesias al contar una historia sobre su abuelo, que resultó ser una mentira.
  • Twitter le suspendió una vez su cuenta por un tweet "inofensivo" a la entonces Ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado.
  • Vox lleva tres días sin poder utilizar su cuenta al estar suspendida por un tweet en respuesta a Adriana Lastra.
  • Hermann Tertsch, uno de los políticos más polémicos de Vox, ha sido demandado por Podemos e Izquierda Unida por pedir la intervención del Ejército ante la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. El tweet en cuestión fue publicado el 2 de enero de 2020 antes de hacerse oficial la constitución del primer Gobierno de coalición desde la restauración de la democracia.

    “En estos días parece que todos los cómplices de Zapatero desde el etarra Otegi a los comunistas Iglesias y Garzón se esfuerzan por hacer inevitable la aplicación del Artículo 8, para que las Fuerzas Armadas interrumpan un obvio proceso golpista de voladura de España”, apuntaba el eurodiputado.

    Pero esta no es la primera ocasión en la que el eurodiputado y periodista hace unas declaraciones controvertidas que le cuestan muchas críticas tanto por parte del resto de formaciones como en las redes sociales, en las que Tertsch suele ser un usuario activo.

    La mala relación con Pablo Iglesias y la cúpula de Podemos, comenzó en los primeros días que la formación morada surgió.  En una tertulia de Telemadrid, Tertsch no dudó en acusar a Iglesias y Juan Carlos Monedero de asesinos y es que afirmo que “si vuelven las condiciones que ellos consideran necesarias para matar a gente, matarían a gente“.

    Sin embargo, su intervención no quedó ahí y prosiguió reconociendo que “matarán a gente, si tienen posibilidad de hacerlo y matarla gratis, porque están en el poder o porque están cerca del poder o porque el poder les protege”. Tras estas palabras ya no volvió a salir en la cadena pública de la Comunidad de Madrid, pero sí que tuvo la posibilidad de escribir en el ABC.

    En dicho periódico escribió un artículo sobre el abuelo de Iglesias en el que aseguraba que “fue condenado a muerte por participar en caza de civiles inocentes y desarmados en la retaguardia en Madrid”. Tal afirmación, que resultó ser mentira, provocó que el actual Vicepresidente del gobierno le demandase y la Justicia condenó al periodista a pagar 12.000 euros a Iglesias.

    A finales de 2018, Twitter, la red social más utilizada por Tertsch, le suspendió su cuenta debido a una publicación referida a la actual fiscal general del Estado, que por entonces era la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, aunque él aseguró que era un tweet “inofensivo“, por lo que denunció públicamente que “la extrema izquierda siempre ha sido quien manda en twitter”, una afirmación que recibió el apoyo del presidente del partido, Santiago Abascal.

    “Han suspendido la cuenta de Tertsch por tuitear una noticia real que quieren ocultar. Cada vez son más las suspensiones de cuentas por razones ideológicas. Y siempre afectan a los mismos”, aseguraba Abascal aunque sin desvelar a qué noticia se refería.

    En relación con la violencia de género, Tertsch ha calificado en alguna ocasión la ley aprobada en 2004 por José Luis Rodriguez Zapatero de “infame“. Por ejemplo, el 6 de agosto de 2015 respondía a un comentario de la socialista Elena Valenciano, quien criticaba a los líderes de los dos grandes partidos (el suyo incluido), por desatender los casos de asesinatos a mujeres por parte de sus parejas o exparejas. “Algún día alguien se atreverá a buscar el origen de desesperación y locura de mucho asesino en la ley de género que los despoja de derechos”, respondía Tertsch.

    VOX-TWITTER, UNA RELACIÓN TORMENTOSA

    Este jueves se conocía la noticia de que Twitter decidía bloquear la cuenta oficial de Vox por incumplir las normas de dicha red social sobre la incitación al odio. La infracción se cometió por un tweet en el que la formación de Abascal respondía a Adriana Lastra, crítica con el pin parental y con las ideas “retrógradas” del partido. Vox escribió en su cuenta que no permitían que “con dinero público financiéis la pederastia“, en referencia al programa Skolae en Navarra, donde gobierna el PSOE.

    Actualmente, Vox no puede interactuar públicamente, es más su última actividad es del martes 21 de enero. Twitter ha reconocido que levantará el bloqueo cuando Vox borre el tweet, según Antena 3. “Somos una compañía imparcial y no participamos en prejuicios o sesgo político de ningún tipo. Aplicamos las reglas de Twitter de manera desapasionada e igual para todos los usuarios, independientemente de su procedencia o afiliación política”, afirman fuentes de la red social.

    Este bloqueo solo afecta al perfil del partido pero sus miembros sí que pueden utilizar sus cuentas personales. De hecho, Abascal escribía el jueves por la noche a la directora general de Twitter España, Nathalie Picqot, a la que no tiene “el placer de conocerla”. “Por primera vez en la historia de internet y de la democracia española, un partido político ha sido totalmente censurado en la red social en la que figura usted como Directora General”, comentaba Abascal, que proseguía su mensaje asegurando que “tras tres días denunciando tal situación, ni Twitter España ni usted dan solución a los más de 3,6 millones de votantes a los que Vox representa“, ha remarcado el líder de la formación.

    Una situación que, por el momento, continua de la misma manera y que ha sido tachada por Abascal como “antidemocrática” y “anticonstitucional” . Habrá que esperar para conocer cómo se resolverá este asunto aunque ambas organizaciones parece que no tienen previsto dar su brazo a torcer.