domingo, 24 enero 2021 09:22

El PP advierte que Melilla sobrepasa su capacidad de acogida de ‘menas’

El expresidente de Melilla y actual senador del PP Juan José Imbroda ha denunciado que “es una situación límite a reventar” que el centro de acogida de menores extranjeros no acompañados (MENA) “dé alojamiento a 900 menores cuando su capacidad óptima es de 350“.

A pregunta de los periodistas, Juan José Imbroda ha señalado que “la importante llegada de menores a Melilla es un reflejo de la mala gestión de la frontera” por parte del gobierno tripartito en la Ciudad Autónoma, conformado por PSOE, Coalición por Melilla (CPM) y Ciudadanos.

El parlamentario nacional ha reprochado que “CPM haya pasado de pedir la devolución de las competencias al Estado a pelear por la gestión de los centros”.

Al respecto, Imbroda ha manifestado que “resulta extraño ese cambio de rumbo de la política de CPM en materia de menores extranjeros, una política que durante la administración del PP solicitaba la devolución de competencias al Estado y ahora permanecen callados”.

A juicio del también presidente de los populares melillenses “900 menores en un centro para 350 desde que está el Gobierno tripartito es una situación límite a reventar, con una inacción suicida del Gobierno que preside Eduardo Castro (Cs). “La solución en Madrid, ¡que se muevan ya!”, ha concluido el senador.

CEUTA Y MELILLA FRENTE A LA ASFIXIA MARROQUÍ

Los presidentes de Ceuta y MelillaJuan Vivas (PP) y Eduardo de Castro (Cs), trasladaron un “mensaje positivo” tras la reunión que mantuvieron durante la Feria Internacional de Turismo (Fitur), de la que salieron seguros de que “vamos a salir adelante” con el apoyo del Gobierno de Pedro Sánchez frente a la estrategia de “asfixia” marroquí, que detectan en las autoridades del país vecino hacia las dos ciudades autónomas.

El presidente de Ceuta ha vuelto a denunciar la “nada positiva actitud” que “durante los últimos meses” ha mostrado el Reino alauita hacia Ceuta y Melilla, que a su juicio “tiene claros síntomas de tratarse de un intento de aislamiento económico y de asfixia” y que agudiza “los condicionantes estructurales clásicos de Ceuta y Melilla: reducida superficie, extrapeninsularidad, escasez de recursos y frontera terrestre de Europa en África”.

En este “momento difícil”, Vivas y De Castro han enviado “un mensaje positivo y de unidad” justificado en que “vamos a salir adelante por mucho que haga el país vecino, ya que tenemos detrás a una gran nación llamada España que va a estar a la altura de las circunstancias y que va a salir en auxilio y socorro de nuestras dos ciudades”, según ha dicho el presidente de Ceuta.

Pese a que el primero se apoya actualmente en Vox para garantizar la gobernabilidad de Ceuta y el segundo tiene un Ejecutivo en coalición con el PSOE y CpM, los dos presidentes se han comprometido a “seguir trabajando desde los Gobiernos y las Asambleas para procurar que nuestras peticiones respecto a los grandes temas tengan un alto grado de coincidencia inequívoca imprescindible para que sean eficaces”.

Su objetivo es trabajar en ámbitos como el del desarrollo económico; en el Régimen Económico y Fiscal Especial y en la problemática acuciante de los menores extranjeros no acompañados; en garantizar servicios públicos esenciales; en las comunicaciones; y en el rango de ley “que merece la garantía de determinadas ayudas”.