jueves, 21 enero 2021 08:05

Una banda recogía residuos de forma ilegal valorados en 10 millones de euros

La Guardia Civil, en colaboración con la Policía Municipal de Madrid, ha desarticulado una organización delictiva dedicada a la gestión irregular de residuos en la capital de España. En el marco de la operación “Hartie” han sido investigadas y detenidas un total de 42 personas.

A los arrestados se les acusa de supuestos delitos contra el medio ambiente, pertenencia a organización criminal, robo y hurto de residuos, blanqueo de capitales y traslado de residuos ilícitos al sudeste asiático. Sus principales destinos eran China e India.

La investigación comenzó después de que los agentes de la Benemérita tuviesen conocimiento de la ilegal forma de actuar de una empresa gestora de residuos que se encargaba de la recogida de papel y cartón en Madrid.

Estos residuos eran mezclados por la organización con residuo obtenido de manera lícita para, posteriormente y sin cumplir con la legislación vigente, realizar su traslado al sudeste asiático. En total se han acreditado un total de 278 traslados ilegales, con un peso de 67.300 toneladas y un valor de 10 millones de euros.

SUSTRAÍAN LOS RESIDUOS DE CONTENEDORES MUNICIPALES

La organización criminal estaba perfectamente estructurada y coordinada. Sus integrantes habían establecido rutas de recogida en camiones conducidos por ciudadanos que en su mayoría tenían nacionalidad rumana. Con ellos se encargaban de sustraer y transportar los residuos de los contenedores municipales, que eran dañados para poder forzarlos y extraer su contenido.

Al forzar dichos contenedores, se provocaba que hubiese un incremento en el número de insectos en los residuos de cartón y papel fuera de los contenedores. La empresa investigada lo recuperaba para posteriormente exportarlos a otros países.

Al adquirir ese residuo y mezclarlo con otro que tenía una procedencia legal, se encargaban de blanquear y ocultar el papel sustraído. Con motivo de la operación se han intervenido 11 camiones. La titularidad de estos no correspondía con quienes los utilizaban y se empleaban para la recogida ilícita de vehículos.

Durante todo el periodo en el que se ha desarrollado la investigación fueron sustraídas más de 9.300 toneladas de residuos. Su precio estimado en el mercado es de 1.300.000 euros.

De acuerdo a las estimaciones realizadas por los investigadores, desde 2015 el Ayuntamiento de Madrid podría haber sufrido pérdidas de hasta 16 millones de euros.

La organización sustraía los residuos de contenedores municipales de Madrid
Se han detenido e investigado a 42 personas por haber sustraído más de 9.300 toneladas de residuos, con un precio estimado en el mercado de 1.300.000 euros.,

TRASLADO INTERNACIONAL DE RESIDUOS

La empresa investigada no comunicaba a las autoridades pertinentes de los traslados de residuos que realizaba con rumbo a países del sudeste asiático. Principalmente sus destinos eran China, India, Indonesia y Corea del Sur. De esta forma no existía un control sobre este tipo de actividad, desconociéndose si los residuos eran tratados de la manera apropiada cuando llegaban a su destino final.

Los diferentes Reglamentos de la Unión Europea establecen la necesidad de llevar a cabo unos procedimientos y regímenes de control para el traslado de residuos entre los Estados miembros y terceros países. El procedimiento a seguir depende de diferentes factores y circunstancias. Estos son: origen del residuo, su destino, su ruta de traslado, el tipo y el tipo de tratamiento que van a recibir en destino.

El objetivo de la normativa es que se organice y regule la vigilancia y el control de los traslados de residuos. De esta manera se consigue preservar, proteger y mejorar tanto la calidad del medio ambiente como de la salud humana.

La operación desarrollada en la capital de España ha estado coordinada por parte de la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo. Ha estado dirigida por agentes del SEPRONA de la Guardia Civil en colaboración con la Policía Municipal de Madrid. Las diligencias siguen abiertas en el Juzgado de Instrucción nº16 de Madrid.

EUROPOL ha brindado su apoyo al analizar las comunicaciones y el análisis estratégico de documentación para encontrar posibles relaciones con otros países europeos. También han colaborado la Subdirección General de residuos del MITERD (Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico) y la Dirección General de Servicios de Limpieza y Residuos del Ayuntamiento de Madrid.

OPERACIÓN EXITOSA

La delegada de Seguridad y Emergencias y portavoz municipal en el Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, ha valorado esta operación como exitosa. También ha recalcado la colaboración entre la Policía Municipal y la Guardia Civil dentro de esta operación que ha concluido con una intervención de amplitud internacional.

Además de felicitar por su trabajo a ambos cuerpos policiales, desveló que se consiguieron investigar y detener a cerca de 45 personas relacionadas con los hechos inicialmente. Sin embargo, algunos de los integrantes de la banda, de nacionalidad extranjera, pudieron huir fuera del país.

LOS DELITOS CONTRA EL MEDIO AMBIENTE AUMENTAN

Durante la última década, los delitos contra el medio ambiente se han cuadriplicado en España. El maltrato de animales domésticos es el delito medioambiental que más ha crecido. Según datos del Seprona hay una tendencia decreciente en los delitos de caza desde 2013. Sin embargo, los delitos de maltrato o abandono de animales han experimentado una subida de más del 400% desde 2009.

Además del maltrato animal, han crecido otros delitos relacionados con la gestión ilegal de residuos o la contaminación, llegando a alcanzar en algunos casos datos muy alarmantes.

La delincuencia medioambiental se ha convertido en un grave problema a nivel internacional en diferentes formas. Algunas de ellas se encuentran incluso entre las actividades delictivas más rentables del mundo.

Entre los delitos ambientales más graves se sitúa el tráfico de animales salvajes, considerado el tercer tipo de negocio ilícito más importante del mundo. Solo le superan el tráfico de drogas y el de armas.

Tras él se encuentra la tala indiscriminada, siendo la principal causa de la deforestación. A ella se recurre con diferentes fines, como es conseguir madera para muebles y objetos, para conseguir terrenos para agricultura, etcétera…

MALA GESTIÓN DE RESIDUOS

En tercer lugar se encuentra la mala gestión de residuos electrónicos. Cada año se producen hasta 50 millones de toneladas de este tipo de residuos en todo el mundo. Se estima que en torno al 75% de ellos desaparece oficialmente y gran parte es exportado de forma ilegal a China, India o África.

También es muy reseñable la gestión irregular de residuos de otro tipo, como el papel y cartón, o en el ámbito textil. Muchas empresas se dedican de manera fraudulenta a sustraer e incluso engañar a usuarios para hacerse con residuos que, posteriormente, son trasladados a otros países. Con este tipo de actividades, las organizaciones criminales consiguen beneficios de millones de euros.