sábado, 31 julio 2021 10:12

Cae una banda criminal dedicada al mercado negro de tarjetas bancarias

La Policía Nacional ha desarticulado un grupo criminal de origen nigeriano especializado en el mercado negro de tarjetas de crédito. La organización se centraba en la falsificación de tarjetas bancarias, fraude a través de Internet, blanqueo de capitales y falsificación documental.

La intervención policial ha permitido la detención de los 36 integrantes de la organización criminal. El fraude total supera los 1,5 millones de euros. Los afectados por la banda delictiva, que operaba desde Madrid, residen en 37 países diferentes.

La operación se encuentra dentro del marco de la estrategia diseñada por la Policía Nacional para la lucha contra las redes criminales que cometen delitos contra el patrimonio a través de Internet. Esta investigación, sumada a todas las llevadas a cabo durante el año 2019, ha permitido la desarticulación de 32 grupos delictivos. Más de 300 personas han sido detenidas en toda España.

La operación “Market” comenzó después de que se analizarán de manera exhaustiva diversas operaciones realizadas con tarjetas bancarias que fueron comercializadas en foros especializados de carding. Este es el nombre que recibe el uso de manera ilegítima de tarjetas de crédito que pertenecen a otras personas con la finalidad de obtener bienes a través del fraude con ellas.

Fruto de las pesquisas policiales se pudo constatar que la organización tenía como principal campo de actuación Internet. Comerciaban con tarjetas de crédito de terceros en la deepweb y la darknet, redes a las que sólo es posible acceder con programas específicos.

TARJETAS BANCARIAS FRAUDULENTAS

Los investigadores pudieron encontrar una coincidencia en la plataforma online de un conocido supermercado. Su sistema permitía las actuaciones ilícitas al haber sido vulnerados todos sus procedimientos encargados de la solicitud, verificación y emisión de tarjetas bancarias. De esta manera expidieron más de 70 tarjetas bancarias de forma fraudulenta. Con ellas se ha llevado a cabo un fraude de más de 1,5 millones de euros.

En una primera fase, era aportada la documentación con identidades falsas para la emisión de las tarjetas de crédito a la financiera emisora de dichas tarjetas. Una vez que las recibían en los domicilios bajo el control de los investigados, se realizaba un uso fraudulento de las tarjetas. Para ello se agotaba todo el crédito disponible en ellas.

Posteriormente, los delincuentes abonaban la deuda generada a través de Internet, aportando numeraciones de tarjetas bancarias extranjeras de origen fraudulenta. Las obtenían de forma fraudulenta a través de foros privados de Internet, además de en la deepweb y la darknet. Sus víctimas son ciudadanos de 37 países diferentes alrededor de todo el mundo.

Para la venta en el mercado secundario, estos productos disponían de perfiles en las principales plataformas de venta entre particulares y redes sociales. Utilizaban estos servicios para ofertar los productos a precios inferiores a los originales, haciendo que resultasen más interesantes para los compradores.

Cae una organización criminal dedicada al mercado negro de tarjetas bancarias en internet a nivel mundial
La organización criminal, de origen nigeriano, actuaba en internet, comerciando con tarjetas bancarias de terceros en la ‘deepweb’ y la ‘darknet’.

FUERTES MEDIDAS DE SEGURIDAD

La organización criminal adoptaba diferentes medidas para evitar ser detectados por los investigadores. Entre ellas se encontraba el uso de documentos de identidad falsos. Además usaban diferentes técnicas para buscar el anonimato en la red y para las compras realizadas desde el extranjero. De esta manera trataban de evitar el posible rastreo de sus actividades por parte de los cuerpos policiales.

Una vez avanzada la investigación el órgano judicial instructor ordenó la entrada y registro simultáneo en los seis domicilios de los principales investigados. Estos se encontraban distribuidos por diferentes partes de la provincia de Madrid. Además se procedió a la detención y puesta a disposición judicial de los principales colaboradores, con un total de 36 detenciones.

En los registros practicados fue posible recuperar numerosos productos tecnológicos de alta gama que se adquirieron de manera fraudulenta. También se incautó dinero en efectivo, documentos falsificados y material informático empleado en sus actividades delictivas. Además fueron aprehendidos documentos de contabilidad interna utilizados por los miembros de la organización criminal.

La operación “Market” se suma a las ya realizadas por la Policía Nacional durante el pasado año dentro de esta misma tipología delictiva. El resultado global: más de 300 personas detenidas y 32 grupos delictivos desarticulados.

SEGURIDAD EN LA RED

Los expertos de la Policía Nacional han elaborado una serie de pautas básicas de seguridad para poder disfrutar de mayor seguridad en Internet y en los diferentes medios de pago existentes.

En primer lugar se recomienda comprobar que los enlaces patrocinados del buscador redirigen a una página web oficial y no a otra, aunque sea muy parecida. También se debe desconfiar de aquellos portales en los que se ofrezcan productos a un precio muy inferior al real, con grandes descuentos, ofertas flash y que se anuncian mediante enlaces patrocinados o directamente en plataformas de compraventa.

Al llevar a cabo una compra en la red también es importante asegurarse de que la tienda es de confianza. Para ello debes asegurarte de que se encuentran bien visibles los datos fiscales de la empresa. Comprueba que existe y busca opiniones y referencias sobre ella en Internet. Lee los términos y condiciones, y también su aviso legal.

Otra de las recomendaciones es realizar los pagos mediante plataformas de pago seguras. En el caso de que haya un gran sobrecoste en los métodos de pago o si no aparece ningún teléfono de atención al cliente se debe desconfiar. Tampoco debes enviar fotografías de tu documentación personal a desconocidos ni facilitar datos bancarios por vía telefónica.

Asimismo, en el caso de que exista algún tipo de duda, la Policía Nacional pone a disposición de los ciudadanos sus perfiles oficiales en Twitter y Facebook. A través de ellos se puede esclarecer cualquier duda y también denunciar cualquier situación.

CARDING, USO ILEGÍTIMO DE TARJETAS BANCARIAS

El denominado Carding consiste en el uso ilegítimo de tarjetas bancarias (o sus números) perteneciente a otras personas, con el objetivo de obtener bienes de forma fraudulenta con ellas.

Esta técnica se relaciona mucho con otras malas práctica del hacking, teniendo por objetivo el hacerse con los datos números de las tarjetas de crédito, incluido el de verificación.

Las organizaciones criminales recurren a métodos diversos para obtener esta información. En ocasiones recurren a la vía telefónica, buscando que un operador sea capaz de convencer al usuario con cualquier excusa para que le facilite sus datos. En otras ocasiones se solicita mediante un correo electrónico. Lo más habitual es que se trate de pequeños importes, ya que así se evita levantar sospechas y obtienen la información que realmente les interesa.

Una vez que consiguen los datos, tienen libertad para realizar compras a nombre de usuarios en otros comercios, lucrándose posteriormente con la venta de esos productos. Lo habitual es que recurran a portales de compraventa, donde los ofrecen a precios con importantes descuentos para captar la atención de posibles compradores.