miércoles, 19 mayo 2021 01:01

Sánchez se baja los pantalones ante Marruecos y hace de la inacción su plan

  • La ministra de Exteriores ha defendido el "derecho" de Marruecos a delimitar sus aguas.
  • Ana Oramas, de CC, ha pedido al Gobierno que también ejerza el suyo e impida las pretensiones de Marruecos.
  • Aún así, Marruecos necesita que la ONU reconozca su derecho sobre esas aguas que afectan a Canarias.
  • Para el Gobierno, Marruecos tiene todo el “derecho” del mundo a delimitar sus aguas, aunque incluyan espacios en los que pescan y trabajan los barcos de las Islas Canarias. Para algunos, la respuesta que ha dado este miércoles la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ante una pregunta de la diputada de Coalición Canaria Ana Oramas, ha sido poco alentadora. Tan poco, que parece que el Gobierno no hará nada después de que el país africano haya decidido anexionarse las aguas canarias y de los saharauis.

    España se aferra a que el gobierno marroquí aún no ha consumado el hecho. Esta legislación, aún en trámite parlamentario, debe remitirse a Naciones Unidas, por lo que hay mucha burocracia por delante antes de que Marruecos se apropie las aguas de las Islas Canarias. Sin embargo, Sánchez tan solo se limita a decir que estudiará “meticulosamente” los pasos que dé el país africano sin dejar de reconocer que está en todo su “derecho” para tomar ese tipo de decisiones.

    “Usted dice que Marruecos ha ejercido su derecho a delimitar sus aguas, ¿por qué España no ejerce ese derecho?”, ha interpelado Oramas. Pero González Laya ha preferido mantener un perfil conciliador. La ministra de Exteriores ha insistido en que no tendrán cabida ni hechos consumados” ni “decisiones unilaterales” por parte de Marruecos, pero entre tanto, permitirán que los trámites parlamentarios marroquíes sigan adelante sin consensuar nada con España. 

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”68085″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Según las palabras de González Laya, lo que está haciendo Marruecos es lo mismo que entonces hizo España, que no es más que aplicar la normativa internacional para delimitar sus fronteras marítimas. Es por eso que Laya insiste: no hay que caer en el “alarmismo”.

    Algunos partidos piden que España de un golpe encima de la mesa y pare a Marruecos. Entre ellos, además de los mayoritarios, está Coalición Canaria. Piden que, al menos, se acuda a una entidad superior para contrarrestar los pasos que está dando el país vecino. Pero para González Laya “no es momento de ir a una instancia internacional a quejarse”.

    Oramas ha sido clara. Teme que Marruecos se apropie sin consecuencias las aguas de las Islas Canarias y que se den situaciones complicadas que acaben en una tensión innecesaria con el país africano. Aún así, a nivel parlamentario, esta odisea no ha hecho más que empezar. La semana que viene se volverá a debatir con más detalle qué hará el Gobierno frente a Marruecos. Y la oposición se prevé dura con un Gobierno que parece haberse bajado los pantalones frente a los movimientos de la monarquía africana.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”35839″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Pero no todo ha sido desencuentro con Coalición Canaria. La ministra González Laya ha adelantado que aceptarán la moción de Oramas siempre que esté dentro de la legalidad y la normalidad. Mientras esté en la “línea con los compromisos internacionales y de respeto de la legalidad internacional”.

    AGUAS AFRICANAS

    El pasado 22 de enero, el parlamento marroquí aprobó dos leyes que muchos consideraron un reto a España.  Se trata de unas medidas que delimitan las aguas de explotación del país y que incluyen zonas que son consideradas de las Islas Canarias. El objetivo de Marruecos es claro: apropiarse de las aguas del Sáhara Occidental. Sin embargo, el impacto de estas dos leyes salpicará a España.

    Estas medidas se aprobaron tan solo unos días antes de que la ministra de Exteriores de España, Arancha González Laya, visitara el país africano. Pese a que el desafío exacerbó a partidos como Vox o Coalición Canaria, las leyes no tienen una validez efectiva en el día a día, puesto que para que sean respetadas se necesita el aval de las Naciones Unidas.