jueves, 5 agosto 2021 16:26

Madrid: Detenidos dos senegaleses por robar con la técnica de ‘mataleón’

La Policía Nacional ha detenido a dos hombres senegaleses por cometer asaltos con extrema violencia. Se les acusa de haber estado implicados en cuatro robos con violencia cometidos en Arganzuela (Madrid), en los que utilizaron el procedimiento de estrangulación llamada “mataleón”.

Los arrestados son dos individuos muy corpulentos que acostumbraban a emplear una gran violencia sobre las víctimas a la hora de cometer sus robos. Llegaban a golpearlas en el rostro hasta dejarlas inconscientes y tiradas en el suelo en el caso de que opusieran resistencia.

Tras haber sido puestos a disposición judicial, el juez determinó el ingreso en prisión de los dos hombres africanos.

TÉCNICA DEL ‘MATALEÓN’

La investigación policial se inició a finales del pasado año, tras haberse conocido la comisión de varios robos con violencia con idéntico modus operandi.

Estos delincuentes actuaban en pareja, lo que les permitía elegir el lugar más adecuado para cometer su robo. Actuaban siempre sobre personas que iban solas y en horario nocturno para reducir las posibilidades de que hubiese presencia de testigos.

A la hora de abordar a sus víctimas recurrían a la técnica denominada “mataleón”. Esta consiste en sorprender a las víctimas por la espalda, pasando el brazo por el cuello para realizar un estrangulamiento hasta hacerles perder el conocimiento. En ese momento sustraen las pertenencias y huyen rápidamente del lugar de los hechos.

Una de las grandes dificultades que se encontraron los investigadores fue que las propias víctimas de los hechos no podían aportar datos de los responsables del robo, ya que eran sorprendidas por la espalda y no podían verlos. Sin embargo, todas ellas coincidieron a la hora de afirmar que se trataba de dos hombres de gran corpulencia.

Los agentes de la Policía Nacional optaron por establecer un dispositivo de vigilancia y localización para tratar de dar con estas personas. Para ello se recurrió a patrullas formadas por policías de paisano tanto a pie como en vehículos. A principios del presente mes de febrero se pudo localizar a los dos presuntos responsables de los robos, cuando se encontraban en la plaza de Lavapiés (Madrid).

Una vez localizados los agentes procedieron a su vigilancia y posterior detención. Tras ser puestos a disposición judicial han ingresado en prisión, aunque la investigación continúa abierta y no se descarta su implicación en otros hechos similares.

La Policía Nacional detiene a dos senegaleses en Madrid por robos con extrema violencia con la técnica de mataleón
Los detenidos habían cometido cuatro robos con extrema violencia por el procedimiento de estrangulamiento denominado ‘mataleón’.

DOS DETENIDOS EN IBIZA

La semana pasada, la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional de Ibiza detuvo a dos hermanos que utilizaban esta violenta técnica para cometer robos. Se les imputan al menos cinco robos con violencia e intimidación.

La operación policial se inició el pasado 23 de enero, cuando la Policía Nacional detuvo a un individuo que había retenido por otro hombre al que pretendía robar con el método “mataleón”. Una vez arrestado se le relacionó con tres robos con violencia, pero continuaron llegando denuncias. Las pesquisas policiales determinaron la participación de un segundo implicado.

En el avance de las investigaciones se pudo identificar que el segundo sospechoso era hermano del primer detenido, procediendo a su localización y arresto. La titular del juzgado de Instrucción número 3 de Ibiza ordenó su ingreso en prisión sin fianza.

Los dos hermanos aprovechaban la madrugada para actuar y perpetrar sus robos con violencia, momentos en los que había pocas personas en la calle que pudieran ser testigos de lo ocurrido. Las investigaciones continúan abiertas y no se descarta que hayan podido participar en otros hechos similares.

PRECEDENTES EN LA ISLA

Esta técnica, cuyo uso se ha extendido por toda España, tiene otros predecentes en la isla de Ibiza. A principios del año 2017, agentes de la Policía Nacional detuvieron a dos jóvenes por dejar inconsciente a un hombre.

En aquel caso robaron a la víctima un teléfono móvil, una cartera y una mochila. Los autores del robo fueron identificados y detenidos, siendo uno de ellos un menor fugado de un Centro de Menores de Mallorca.

LA TÉCNICA ‘MATALEÓN’ PUEDE CAUSAR LA MUERTE

La técnica del “mataleón” es cada vez más habitual entre los criminales a la hora de llevar a cabo robos con fuerza. Este método vuelve a estar de moda, sobre todo a la hora de abordar a personas de la tercera edad, las víctimas favoritas de los atracadores por la imposibilidad de estas de hacerles frente.

Este procedimiento es una técnica basada en la estrangulación que se utiliza en judo. Se sorprende a una víctima por la espalda, pasándole el brazo por el cuello para provocar el ahogamiento hasta que la persona asaltada pierda el conocimiento por falta de aire en las vías respiratorias. En el momento en el que eso ocurre es cuando el ladrón o grupo de ladrones le sustraen todas sus pertenencias.

Este método se dio a conocer después de que en enero de 2017 varios informativos mostrasen imágenes en las que dos jóvenes atracaban a otro en el Metro de Madrid con esta llave de artes marciales.

ORIGINARIA DE AMÉRICA

En España se le conoce a esta técnica como “mataleón”, si bien se trata de un procedimiento original de América, donde se conoce como “Rear naked choke”. En el país norteamericano se utiliza en las artes marciales mixtas.

Sin embargo, su verdadero origen radica en el jiu-jitsu brasileño, donde recibe el nombre de “mata leão”. En cualquier caso, puede causar lesiones de muy elevada gravedad e incluso puede provocar la muerte si se ejecuta de forma incorrecta.

A pesar de que se trata de una técnica peligrosa, es posible librarse de la agresión sin tener conocimientos en artes marciales. Para ello se recomienda actuar con decisión y de una forma rápida.

La principal defensa para ello consiste en apretar el nervio radial del agresor y agarrar el brazo con el que está asfixiando con las dos manos, subiendo la barbilla y tratando de evitar que siga ejerciendo presión. De esta manera se consigue liberar la carótida y se evitará la interrupción del riego sanguíneo, evitando la inconsciencia.

Una vez realizado lo anterior, la víctima será capaz de recuperar el equilibrio y, una vez conseguido, podrá impulsarse con los glúteos para hacer pasar al agresor por encima suya, aprovechando la ocasión para tratar de escapar.