lunes, 18 enero 2021 20:53

El Papa Francisco asegura que el Diablo es real: “Satanás existe”

  • El Papa habla sobre diversos temas en un programa de la cadena eclesiástica italiana TV2000.
  • "Algunos dicen: No, Satanás no existe, pero Satanás existe, es el seductor", ha destacado.
  • "Satanás aparece en las primeras páginas de la Biblia porque es una realidad que todos tenemos como experiencia".
  • Después del limbo, otra de las grandes incógnitas para los católicos es la existencia del Diablo; la antítesis de Dios. Pero el Papa Francisco ha abordado este y otros asuntos en el programa Io Credo, emitido por la televisión de la Conferencia Episcopal Italiana TV2000. Solo se ha filtrado el primer programa, pero en él, el Papa es claro: “Algunos dicen: No, Satanás no existe, pero Satanás existe, es el seductor“, ha detallado el pontífice frente al presentador. Unas palabras que no han sorprendido a los católicos, pero que sí han tenido gran repercusión.

    El programa se llama Io Credo (yo creo) y está presentado por el sacerdote Marco Pozza, capellán de la cárcel de Padua. En este primer programa emitido en la televisión italiana, el Papa empieza fuerte. Concretamente, con un tema que ha preocupado a muchos a lo largo de la historia y que ha inspirado miles de novelas y películas: el Diablo.

    “Satanás aparece en las primeras páginas de la Biblia porque es una realidad que todos tenemos como experiencia. Todos tenemos en el corazón la experiencia de la lucha entre el bien y el mal. Cuando hacemos una elección, por ejemplo, siempre tenemos esta experiencia”, ha explicado en la televisión el Papa Francisco.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”71475″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    “Tú sientes algo que te impulsa a hacer el bien, a amar al prójimo por ejemplo, a hacer una obra de caridad, a pensar una cosa bella”, ha explicado el Papa. Pero siempre hay “algo que te dice: no, ese no es el camino, no te hará feliz. Este es el camino”, ha comentado. 

    Solo se trata del primer programa, pero sus palabras ya han impactado en la opinión pública. Bergoglio define al Diablo como un ente maligno que se manifiesta en forma de seducción. Nada nuevo.

    Bergoglio define al Diablo como un ente maligno que se manifiesta en forma de seducción

    “Siempre me ha impresionado que Jesús, en la última cena, cuando reza, le pide al Padre la gracia de salvarlos de la mundanidad. La mundanidad es la atmósfera de Satanás, se mueve en la mundanidad”, ha detallado. “Todos nosotros tenemos en el corazón la experiencia de la lucha entre el bien y el mal. Al momento de hacer una elección, por ejemplo, siempre tenemos esta experiencia”, ha comentado el Papa.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”71458″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Definir qué es el Diablo o Satanás no es simple. Pero el Papa sostiene que todos conocemos las sensaciones con las que intenta seducirnos. “La seducción es presentada, pero de modo diferente a cómo Dios se presenta. Ambos tienen lenguaje diferente. Creo en Dios Padre Todopoderoso… y, no digo creo en Satanás, porque yo no me confío a Satanás como el niño se confía a la mano del papá”, ha relatado.

    EL LIMBO

    Hay algunas cuestiones que se tratan en La Biblia que con el paso del tiempo se han modificado. Otras, planteadas por la propia Iglesia, han sufrido modificaciones o han pasado de ser realidades absolutas a mentiras inventadas. Una de esas cuestiones era el limbo, un lugar a donde iban aquellos niños que morían sin estar bautizados.

    La razón por la que la Iglesia Católica eliminó esta figura en 2007 fue que ofrecía una “visión excesivamente restrictiva de la salvación”, tal y como detallaron desde la institución eclesiástica.

    La Iglesia destacó en un documento publicado por la Comisión Teológica Internacional, la cual depende directamente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que existen “serias razones teológicas para creer que los niños no bautizados que mueren se salvarán y disfrutarán de la visión de Dios”. Ni que decir tiene que la institución incluía en este supuesto a “otros que no nacieron al ser víctimas de abortos”.