jueves, 24 junio 2021 19:30

Detenidas 20 personas por estafar a autónomos con falsos ‘cortes de luz’

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal que se dedicaba a estafar a autónomos y pequeños empresarios mediante el método del “corte de luz”. A través de esta estafa logró engañar a 110 personas en toda España.

Con motivo de la investigación e intervención policial han sido detenidas 20 personas. Estas se hacían pasar por trabajadores de diferentes compañías de suministro eléctrico para solicitar a sus víctimas del pago inmediato de las últimas facturas de la luz, supuestamente impagadas. Para ello recurrían a la vía telefónica, amenazando con un corte del suministro eléctrico en ese mismo momento.

El grupo delictivo, que estafó más de 100.000 euros, aprovechaba los momentos en el que los negocios contaban con más clientes para realizar las llamadas y así generar un mayor temor entre las víctimas ante un posible corte de la luz. Para ello se fijaban en los momentos en los que las carnicerías o similares tenían más género o los restaurantes se encontraban más llenos.

Agentes de la Policía Nacional han practicado un total de seis registros en Parla y Ciempozuelos (Madrid). En ellos se han incautado más de 80.000 euros en efectivo y numerosa documentación falsificada.

ESPECIALIZADOS EN ESTAFAR A AUTÓNOMOS Y PEQUEÑOS EMPRESARIOS

Las investigaciones policiales se iniciaron en el pasado mes de noviembre. Por aquellas fechas los agentes detectaron la comisión de varias estafas en las que se había llevado a cabo un modus operandi similar en la localidad de Mérida. Tras realizar las correspondientes pesquisas, los investigadores pudieron determinar que tras estos timos se hallaba una misma organización criminal.

El grupo delictivo se encontraba debidamente estructurado en tres niveles diferentes, operando principalmente desde las localidades de Parla y Ciempozuelos, ambas en Madrid.

En un primer nivel de responsabilidad se encontraban los integrantes de la organización criminal encargados de la adquisición de teléfonos móviles bajo la modalidad prepago. Para evitar la detección policial recurrían a datos de terceras personas ajenas a la investigación, cuya documentación utilizaban para darlos de alta.

IMPAGO DE LAS DOS ÚLTIMAS FACTURAS

Posteriormente se hacían pasar por empleados de compañías de suministro eléctrico, realizando llamadas a autónomos y pequeños empresarios de negocios diversos, tales como tiendas de alimentación, hostelería, carnicerías, etcétera. En sus llamadas amenazaban con proceder a cortar el suministro eléctrico de forma inmediata, en el mismo día, debido al impago de las dos últimas facturas.

La única manera de poder evitar este corte de la luz era realizar una transferencia bancaria urgente por el adeudo reclamado. De esta manera, el grupo criminal lograba generar gran nerviosismo y preocupación entre sus víctimas por el perjuicio económico que podía causarles el corte eléctrico. Este temor hacía que accedieran al pago de las cantidades reclamadas, dinero que llegaba a las cuentas bancarias controladas por miembros de la organización que actuaban como “mulas”.

Los investigados aprovechaban los momentos en los que los negocios tenían un mayor número de clientes o más cantidad de género. De esta manera generaban un mayor temor ante el corte de luz, siendo más fácil que pudieran estafar a sus víctimas.

Desarticulada una organización que se dedicaba a estafar autónomos mediante amenazas de falsos cortes de luz
La organización desmantelada llegó a estafar más 100.000 euros, aprovechando momentos en los que los negocios se encontraban llenos de gente para generar temor entre sus víctimas con los supuestos cortes de luz..

REGISTRO DE SEIS INMUEBLES EN MADRID

En el segundo escalafón de la estructura de la organización criminal se encontraban los encargados de localizar a a personas que pusieran sus cuentas bancarias a disposición de la organización para recepcionar el dinero que lograban estafar. A cambio de ello recibían un pequeño porcentaje económico a modo de compensación.

Por último, en un tercer nivel estaban los individuos que eran las caras visibles de las estafas, siendo las personas encargadas de extraer el dinero obtenido de forma ilegal.

Tras identificar a todos los integrantes del grupo criminal, cuyo principal objetivo eran autónomos y pequeños empresarios, los agentes de la Policía Nacional procedieron a su detención. Además, practicaron registros en seis inmuebles situados en Parla y Ciempozuelos (Madrid).

En estos registros se aprehendió numerosa documentación bancaria, documentos falsificados y listados con datos personales de suministro de luz. También se incautaron 7 teléfonos móviles, 80.100 euros en efectivo y tarjetas de crédito a nombre de las “mulas” de la organización.

TIMO DEL CORTE DE LUZ A AUTÓNOMOS Y COMERCIOS

El timo del corte de luz es uno de los más populares desde hace años. Aunque también se aplica sobre usuarios particulares, muchas de estas organizaciones recurren a autónomos y comercios, con quienes pueden obtener un rédito mayor.

Su modus operandi es similar en la gran mayoría de los casos. En primer lugar, los delincuentes obtienen información acerca de sus víctimas, habitualmente comercios que tratan con productos perecederos. Este es el caso de restaurantes, pescaderías, carnicerías… . De esta forma tratan de saber la empresa con la que tienen contratados los servicios de luz, así como los momentos en los que tienen más género o clientes.

Una vez recabada toda la información que necesitan, les llaman haciéndose pasar por la compañía de suministro eléctrico. En ella se amenaza con un corte inmediato de la electricidad en el caso de que no abone una determinada cantidad en un plazo muy breve de tiempo. De esta manera tratan de lograr que la víctima actúe de forma rápida. Así, con nerviosismos y temor a quedarse sin electricidad paga sin hacer comprobaciones.

CONSEJOS DE LA POLICÍA NACIONAL

En el caso de que se reciba una llamada de este tipo, la Policía Nacional recomienda tener en cuenta una serie de consejos. De esta manera se evita que se puedan llegar a producir este tipo de estafas.

En primer lugar, el cuerpo policial indica que no se debe realizar ningún pago, ya que las compañías eléctricas no solicitan el ingreso de dinero de esta forma. Los pagos se llevan a cabo de forma oficial mediante recibo.

En el caso de que exista alguna duda al respecto, puedes ponerte en contacto con la compañía de suministro eléctrico. Para ello utiliza el teléfono que aparece reflejado en las facturas y verifica la información.

Además, si sospechas de que puede tratarse de una organización que trata de estafar con este método, puedes ponerte en contacto con la Policía Nacional a través del 091. De esta manera podrás facilitar información a las autoridades para que actúen en consecuencia.