domingo, 13 junio 2021 20:35

Albert Rivera ya no está en paro: esta es su nueva vida

  • Albert Rivera ha retomado su vida pública tras más de tres meses de silencio.
  • El expresidente de Ciudadanos ha cambiado por completo su rutina personal.
  • Tras 13 años en la política, ahora admite que no quiere saber nada de ella. 
  • Tres meses y veinte días. Este ha sido el tiempo que Albert Rivera ha permanecido alejado de la vida pública. Un tiempo que le ha permitido descansar y replantearse su futuro más inmediato. El catalán, que ha mantenido un silencio informativo desde el 11 de noviembre —día en el que dimitió tras la debacle electoral del 10-N ha vuelto a ponerse delante de las cámaras para anunciar su incorporación al mercado laboral. 

    Rivera ha ofrecido una rueda de prensa para explicar cuáles serán a partir de ahora sus retos profesionales. Lo primero ha sido retomar la abogacía, una profesión que aparcó para dedicarse de lleno a la política hace 13 años. Y lo ha hecho por todo lo alto. El exlíder de Ciudadanos se ha convertido en el nuevo presidente ejecutivo de Martínez-Echevarría Abogados en España y en Portugal, donde tiene seis despachos. Un bufete nacional, nacido en Málaga, que en palabras del expolítico, “es líder en Andalucía”. Su reto a partir de este momento, será “hacerlo crecer en el resto del país”.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”78768″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    La decisión de retomar la vida privada y reincorporarse como líder de un despacho de abogados es algo que ha ido madurando durante estos meses de ausencia mediática. Rivera reconoce que ha tenido tiempo para pensarlo y que finalmente ha decidido dar el paso adelante porque le interesó el proyecto que le presentaron. “Me hace muchísima ilusión volver a trabajar” ha añadido justo antes de asegurar que esta nueva etapa profesional no será pasajera. 

    Además de la abogacía, el exdirigente naranja se ha propuesto comenzar otros retos profesionales. Rivera ha reconocido que no se va a centrar exclusivamente en su labor como presidente de Martínez-Echevarría Abogados. La docencia también va a estar muy presente en su nueva vida. Ponencias, conferencias, foros o clases en la Universidad pueden ser algunas de estas posibilidades. De hecho, el expolítico ha dejado abierto que ya estaría negociando estas intervenciones, aunque aún no tiene nada cerrado.

    LA NUEVA VIDA DE RIVERA

    Retomar su vida profesional no ha sido el único cambio al que ha hecho frente durante estos meses. El expresidente de Ciudadanos ha explicado que este tiempo lo ha aprovechado para hacer otras cosas que le han hecho feliz. La primera de ellas es disfrutar de su familia, que se ampliará en breve. Actualmente está esperando un hijo con la cantante Malú. El catalán espera que esta etapa le haga ser “un buen padre”.

    “Me levantaba a las 7 de la mañana y me ponía a escribir”, relata Rivera

    Este descanso forzoso también le ha servido para retomar una afición que apenas podía desarrollar entre campaña y campaña electoral: la escritura. “Me levantaba a las 7 de la mañana y me ponía a escribir”, relata Rivera, quien presenta el próximo 15 abril su nuevo libro. Bajo el título Un ciudadano libre narrará cómo ha sido su paso por la política y advierte de que habrá algunas confesiones que nunca antes había podido contar. Esta será la tercera publicación para Rivera, que ya tiene a la venta otros dos libros: Juntos Podemos, el futuro está en nuestras manos (2014), escrito con la colaboración de Fernando de Páramo y El Cambio Sensato. 100 preguntas, 100 respuestas (2015). 

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”78736″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    El deporte, dormir y leer han sido el resto de actividades en los que Rivera afirma que ha invertido la mayor parte de su tiempo. Lo que no ha hecho en estos meses, según reconoce, es preocuparse por la política. El expresidente naranja ha insistido en que “la política es un capítulo pasado” en su vida y como muestra de ello tampoco ha querido pronunciarse por la actual situación que atraviesa el que fuera su partido, que se encuentra sumido en un proceso intenso de primarias.

    Rivera, a pesar de las insistentes preguntas, ha preferido guardar silencio ante sus preferencias para liderar el partido, aunque ha reconocido que “no hay que ser un lince” para saber cuál será el sentido de su voto, en clara referencia a Inés Arrimadas. Él actualmente sigue siendo militante y como tal participará en la elección de un nuevo presidente este próximo fin de semana. 

    CRÍTICAS EN LAS REDES

    La rueda de prensa en la que Albert Rivera ha desgranado su nueva vida ha levantado las críticas de los usuarios de Twitter. El catalán, después de mucho tiempo, ha vuelto a convertirse en Trending Topic por unas horas y la mayoría de los comentarios han sido de todo menos agradables. 

    Los más críticos le han cuestionado por precisamente hacer eso: dar una rueda de prensa para anunciar un nuevo trabajo. Los más ingeniosos han tirado de memes y referencias a la vida cotidiana de los ciudadanos de a pie, quienes no van haciendo este tipo de actos para anunciar sus cambios laborales.