miércoles, 23 junio 2021 06:47

Coronavirus y Gobiernos: de cárcel por revender mascarillas en Japón, al cierre de Westminster

  • El Gobierno Japonés impone un año de cárcel a quien se lucre revendiendo mascarillas y multa de 9000 dolares.
  • Estados Unidos no descarta aislar regiones y California, Nueva York, Washington y Oregón han declarado el estado de emergencia.
  • El Reino Unido, el más escéptico con la crisis sanitaria, pero no descarta cerrar el Parlamento de Westminster.
  • Si algo esta dejando en evidencia la crisis del coronavirus a nivel mundial es la falta de Gobernanza mundial. Los criterios unificados brillan por su ausencia y cada uno toma las medidas que considera oportunas en función de cómo avanza la crisis en cada territorio. La reunión de los principales países del G7 a principios de marzo se saldó con un escueto comunicado centrado en el problema económico pero no en la crisis sanitaria, en el que afirmaban estar preparados para actuar e implementar medidas fiscales si fuera necesario, pero sin entrar en las medidas concretas en el ámbito de la salud.

    Cada país ha improvisado una serie de medidas en función de los casos detectados y de lo que le recomiendan sus expertos sanitarios. Asi por ejemplo en Estados Unidos, los estados de Washington, Nueva York, California y Oregón han declarado el estado de emergencia. Un número creciente de escuelas está cerrando en todo el país, lo que genera preocupación entre los afectados sobre cómo los cierres afectarán el aprendizaje, sobrecargarán a las familias con un problema extra y alterarán los hábitos de los ciudadanos afectados.

    El pasado domingo, el principal experto de Estados Unidos en enfermedades infecciosas, el doctor Anthony S. Fauci, dijo que era posible que los bloqueos de algunas regiones pudieran ser necesarios y recomendó que aquellos con mayor riesgo, los ancianos y aquellos con afecciones de salud subyacentes, se abstuvieran de viajar.

    El doctor Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo que la administración Trump estaba preparada para “tomar cualquier acción que sea apropiada” para contener el brote, incluidas las restricciones de viaje en áreas con una gran cantidad de casos. “No creo que sea tan draconiano como nadie entra y nadie sale”, dijo en la cadena de televisión Fox “pero habrá, si continuamos recibiendo casos como este, particularmente a nivel comunitario, habrá lo que llamamos mitigación”.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”78059″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    El Departamento de Estado de Sanidad advierte contra los cruceros y les pidió a los estadounidenses que no viajen en ellos, advirtiendo que estos presentan un mayor riesgo de infección por coronavirus y hacen que los ciudadanos estadounidenses sean vulnerables a posibles restricciones de viajes internacionales, incluidas las cuarentenas. Las teorías de la conspiración estadounidense contra China han estado muy presentes desde el principio de esta crisis.

    El ejército de EE UU suspendió su viajes previstos hacia y desde Italia y Corea del Sur —que ahora es el tercer punto caliente más grande del mundo— hasta el 6 de mayo, una orden que afecta a 4.500 soldados y familiares. Esta medida coincide con las de otros países como Finlandia. Las fuerzas armadas finlandesas anunciaron que los ejercicios de tropas que tenían planificado viajar a hacer maniobras al Ártico, junto con tropas norteamericanas, ya no lo harán 19 de marzo, después de haberse detectado un caso de coronavirus en un soldado noruego que participaba en esta misión.

    JAPÓN, CÁRCEL POR VENDER MASCARILLAS

    En Japón, un país obsesionado por la higiene personal la crisis ha devenido en crisis de las mascarillas. La falta de este producto ha creado un mercado negro de reventa de mascarillas que el Gobierno de Shinzo Abe quiere cortar de raíz. La reventa de máscaras faciales a mayor precio con fines de lucro se convertirá en un delito punible con una pena de prisión de un año o una multa de 1 millón de yenes (9.800 dolares), o ambas, en medio de una creciente demanda estimulada por la epidemia de coronavirus, dijo el gobierno japonés. Al igual que ocurrió en Italia, los precios de las mascarillas se han disparado y el Gobierno nipón quiere frenar el asunto en seco.

    La nueva regla, cuyo objetivo es evitar que los espabilados de turno se aprovechen de la escasez de máscaras faciales en todo el país, entrará en vigor el 15 de marzo. La reventa de mascarillas al mismo precio al que se compraron, o a un precio más bajo, aún se permitirá, dijo un funcionario del Ministerio de Economía, Comercio e Industria, que enfatizó que la regla no pretende evitar que las personas los distribuyan a amigos y familia.

    También desde el pasado lunes, Japón implementó medidas más estrictas de control fronterizo para los viajeros de China y Corea del Sur, prohibiendo la entrada a los turistas de los dos países hasta finales de este mes como parte de las medidas para prevenir un aumento en las infecciones por coronavirus.

    CANCELACIÓN VISAS PARA ENTRAR A JAPÓN

    Casi 3 millones de visas ya emitidas a ciudadanos chinos y surcoreanos, incluidos los residentes de Hong Kong y Macao, fueron invalidadas. La medida, sin embargo, no invalidará las visas de aquellos ciudadanos de los dos países que ya están en Japón. Se pedirá a todas las llegadas de los dos países, incluidos japoneses y otros extranjeros, que se sometan a una cuarentena de 14 días de forma voluntaria. Las restricciones de viaje se produjeron cuando Japón intensifica los esfuerzos para contener la propagación del virus a menos de cinco meses para ir a los Juegos Olímpicos de Tokio. Pero el golpe a la economía de Japón es inevitable, ya que los visitantes de China y Corea del Sur representan aproximadamente la mitad de todos los turistas que visitan el país.

    UK CIERRE DE WESTMINSTER

    A principios de la semana pasada, el gobierno británico dio a conocer su plan de batalla para diferentes etapas de la propagación del virus. El plan incluiría prohibir eventos deportivos y reuniones masivas, cerrar escuelas, suspender algunos transportes públicos e instar a las empresas a alentar a los empleados a trabajar desde casa.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”80608″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    El primer ministro, Boris Johnson, agregó cierta confusión el jueves pasado al decirle a los periodistas que algunos de sus asesores científicos y médicos tenían dudas sobre la efectividad de algunas de las medidas que se están considerando, si aumentan las infecciones. Lo que “me están diciendo es, en realidad, un poco contra-intuitivamente, cosas como cerrar escuelas y detener grandes reuniones no funcionan tan bien, tal como la gente piensa en detener la propagación”, dijo. Se ve que el Brexit les ha hecho aumentar el escepticismo a los británicos y van por libre como siempre.

    A lo que sí que se han apresurado los políticos en Gran Bretaña es a considerar seriamente el cierre del Parlamento. Los asesores y funcionarios de Downing Street piensan en cerrar el Palacio de Westminster, que alberga tanto la Cámara de los Comunes como la Cámara de los Lores, y han estado discutiendo si suspender las sesiones de la legislatura desde el próximo mes hasta septiembre. El temor es que el virus pueda propagarse rápidamente en el edificio debido a la gran cantidad de personas que lo visitan.

    OTROS PAÍSES: ARABIA, IRÁN O ISRAEL

    El domingo, Arabia Saudita cortó el acceso a pueblos y aldeas chiítas musulmanas en el este del reino, acordonando un área en la gobernación de Qatif donde se han identificado los 11 casos confirmados de coronavirus del país. Y los medios locales sauditas informaron que el país cerraría temporalmente todas las instituciones educativas y bloquearía los viajes hacia y desde varios países de la región. El reino ya había suspendido las peregrinaciones a las ciudades sagradas musulmanas de La Meca y Medina.

    En Irán, que ha sido el más afectado en el Medio Oriente, los medios estatales informaron que todos los vuelos a Europa se suspenderían indefinidamente. El ministro de salud en Francia, uno de los países con mayores problemas de Europa, anunció la prohibición de las reuniones de más de 1.000 personas. Israel, con 39 casos, está considerando exigir que todos los israelíes y ciudadanos extranjeros que lleguen del extranjero entren en cuarentena, dijo el domingo el primer ministro Benjamin Netanyahu.

    ESPERANDO A LA OMS Y A LA UE

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo el pasado sábado un llamamiento a todos los países para que “mantengan esfuerzos que han sido efectivos limitando el número de casos de coronavirus y aminorando la propagación del virus”, añadiendo que “todo esfuerzo para contener y frenar la propagación salvará vidas, dará a los sistemas de salud y a toda la sociedad más tiempo para prepararse y dará a los investigadores tiempo para identificar tratamientos efectivos y desarrollar vacunas”. Sin embargo, el papel de la OMS que solo se ciñe a aspectos de recomendaciones sin prescripciones concretas tiene un poco desconcertados a los Gobiernos mundiales que han decido hacer cada uno la “guerra por su cuenta” en función de la casuística que se dé en cada país”. De momento, siguen vendiendose mascarillas a tutiplen en Amazon.