miércoles, 23 junio 2021 22:19

La Guardia Civil detiene a 32 personas por robo de vehículos

La Guardia Civil, en el marco de la operación “Aros Plata”, ha detenido a 32 personas por robo de vehículos en España para su posterior despiece y venta en otros países de la Unión Europea. Además, la organización criminal también vendía vehículos completos, una vez que eran modificados sus elementos identificativos, a grupos delictivos que operan en el sur de España y que, principalmente, se dedican al tráfico de hachís.

La Benemérita ha contado con la colaboración de la Policía Federal Alemana “Bundespolizei” y la policía de la República de Polonia “Policja”. La operación ha estado coordinada por EUROPOL. De esta manera se ha podido desarrollar el operativo a nivel continental, concluyendo con la desarticulación de la banda criminal.

Los detenidos, que tienen edades comprendidas entre los 19 y los 64 años, son de múltiples nacionalidades: española, ucraniana, polaca, marroquí, búlgara, dominicana y peruana. A todos ellos se les imputan delitos de pertenencia a organización criminal, delito continuado de robo de vehículo, estafa, falsedad documental, receptación, usurpación de inmuebles y delitos contra la seguridad vial.

En total se han practicado un total de 32 registros en la Comunidad de Madrid y Toledo. Concretamente han tenido lugar en Madrid, Valdemoro, Parla, Loeches, Velilla de San Antonio, Illescas, Casarrubios del Monte, Yuncos, Borox, Numancia de la Sagra y Ocaña. Fruto de los mismos se han podido recuperar 51 vehículos completos.

DESPIECE DE VEHÍCULOS

La operación llevada a cabo por la Guardia Civil se inició a raíz de la detección de envíos de piezas de vehículos sospechosos de ser ilegales. Los envíos eran realizados mediante empresas de transporte y paquetería con sede social en Polonia. Estos transportes circulaban con documentación falsa. Esta se remitía por empresas pantalla dedicadas al transporte internacional de mercancías y que estaban dirigidas por parte de los miembros de la cúpula de la organización criminal.

El transporte se llevaba a cabo en horas tempranas en días festivos. Además utilizaban vías en las que había una gran afluencia de personas, como autovías y autopistas, pasando por las fronteras en horario nocturno. Todo ello para tratar de evitar la detección por parte de las diferentes policiales y así poder seguir desarrollando su actividad criminal.

SUSTRACCIÓN DE VEHÍCULOS EN TIEMPO RÉCORD

Las piezas procedían del despiece de vehículos de gama media-alta, siendo sustraídas en la Comunidad de Madrid y Castilla La Mancha. Eran de una gran variedad de marcas y modelos, lo que muestra el alto grado de especialización del grupo delictivo en burlar los sistemas de seguridad de los diferentes fabricantes de automóviles. Para ello recurrían a elementos mecánicos de apertura de última generación, para poder introducirse en el interior del vehículo.

Una vez que accedían al interior conectaban dispositivos en los puertos de acceso a los ordenadores de a bordo, consiguiendo modificar las centralitas y así sustraer el vehículo en un tiempo récord y sin dejar pistas.

El alto grado de especialización de los integrantes de la organización les permitía actuar de forma muy rápida. De esta manera evitaban a las autoridades policiales, actuando con mayor seguridad al desarrollar su actividad ilícita.

Los cabecillas de la operación ordenaban a los diferentes miembros de la organización que no parasen aunque fuesen sorprendidos cometiendo sus actos delictivos. Esto hizo que en más de una ocasión pusiesen en peligro a los Guardias Civiles y otros usuarios de la vía.

En esta operación, mediante la cual se ha podido desarticular por completo la organización criminal, se han recuperado piezas y vehículos por valor de 2,5 millones de euros. En la misma han participado agentes del Sector de Tráfico de Madrid en colaboración con las Comandancias de la Guardia Civil de Madrid y Toledo. También han tenido el apoyo del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil.

32 personas detenidas por la Guardia Civil por robo de vehículos
La organización criminal llevaba a cabo el despieza de las piezas de los vehículos para luego enviarlas a Alemania y Polonia.

LOS VEHÍCULOS MÁS ROBADOS EN ESPAÑA

Los últimos datos conocidos, relativos al año 2018, mostraron el robo de 135.000 coches en España. La Asociación Empresarial del Seguro (Unespa) muestra con sus datos que ha habido un descenso en la cifra de sustracciones de vehículos en España. La media se situó durante 2018 en 370 coches robados al día, lo que equivale a un robo cada menos de cinco minutos.

Los turismos son el tipo de vehículo que más se roba, con aproximadamente el 88,1% del total. Tras ellos se sitúan las furgonetas, con un 9,3% y los camiones con un 0,5%. El 2,1% restante corresponde a otro tipo de vehículos. Por norma general, los más robados son las unidades con más de diez años de antigüedad y con gran popularidad en el mercado. Esto se debe a la necesidad que existe en el mercado de piezas de recambio de segunda mano, lo que invita a muchas organizaciones criminales a robar vehículos para su posterior despiece y venta.

No obstante, algunos grupos criminales como el desarticulado por la Guardia Civil, estaba centrado en la sustracción de vehículos de gama media – alta. De esta manera conseguían proveer piezas de vehículos más caros y exclusivos a clientes de Polonia y Alemania.

En lo que respecta a las ciudades en las que más robos de coches, estos se producen donde mayor tasa de habitantes hay: Madrid, Barcelona, Sevilla y Bilbao ocupan los primeros puestos. Sin embargo, también se producen una gran cantidad de sustracciones en zonas turísticas como Andalucía, Islas Baleares o Canarias.

SEAT, LA MARCA MÁS ROBADA

La marca española con sede en Martorrell (Barcelona) es la más robada en España. Su modelo Seat Ibiza se sitúa a la cabeza de los modelos más robados, seguido del Seat León. Tras ellos se sitúa un modelo del mismo grupo, el Volkswagen Golf.

Tras los tres vehículos del grupo VAG, los coches más robados con: BMW Serie 3, Citröen Xsara, Ford Focus, Peugeot 206, Renault Megane, Citröen C3 y Opel Astra.

A pesar de que el número de robos continúa siendo importante, existen datos que son esperanzadores dado el gran descenso de sustracciones cometidas en la última década. De hecho, en 2010, el número de coches robados era de 227.000, es decir, 92.000 más que en el año 2018.

Tras muchos de los robos cometidos sobre vehículos de alta gama se encuentran habitualmente organizaciones criminales. Estas consiguen, ya sea mediante el despiece o venta del vehículo tras modificar sus elementos distintivos, importantes beneficios económicos.