miércoles, 23 junio 2021 23:04

Escepticismo con el Rey: ¿se aprovechó del confinamiento de España?

Felipe VI renunció este domingo a la herencia económica que pudiera corresponderle de su padre Juan Carlos I y le retiró la asignación que tiene fijada en los presupuestos de la Casa del Rey (194.232 euros anuales).

Así lo ha anunciado este domingo La Zarzuela en un extenso comunicado con el que ha salido al paso de las informaciones que señalan a Felipe VI como beneficiario de las fundaciones Zagatka y Lucum, esta última investigada por la Fiscalía Anticorrupción por recibir supuestamente 100 millones de dólares de Arabia Saudí. Con esta decisión sin precedentes, Felipe VI se desvincula de cualquier negocio que pudiera tener su padre en el extranjero.

https://twitter.com/avmerelo/status/1239270328381120517

Las críticas hacia el Rey no han tardado en aparecer. El ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha dicho este domingo que la monarquía ha buscado “el mejor momento para quitarse lastre de una manera menos impactante para la sociedad”, en referencia a la emergencia por el coronavirus.

“Han elegido cuando todo el mundo está en shock por el advenimiento de la pandemia”, y en otro tweet ha recordado que hace cuatro días PSOE, PP y Vox se negaron a crear una comisión parlamentaria para investigar a la monarquía, mientras que la propia Casa Real confirma este domingo que hay mucho que investigar, ha añadido Puigdemont textualmente.

Aunque Puigdemont no ha sido el único en criticar al Rey.

RENUNCIA PREMATURA A SU HERENCIA

La Casa del Rey asegura que el Rey Felipe VI desconoce “totalmente y a día de hoy su supuesta designación como beneficiario de la Fundación Zagatka”. Pero el artículo 991 Código Civil prohíbe renunciar a una herencia si antes no hay un fallecimiento, pero el comunicado de la Casa Real ha permitido concluir lo contrario, “nadie podrá aceptar ni repudiar sin estar cierto de la muerte de la persona a quien haya de heredar y de su derecho a la herencia”