miércoles, 23 junio 2021 06:37

Cae una banda criminal por estafar más de 200.000 euros en Internet

La Policía Nacional ha desmantelado una organización criminal que se dedicaba a estafar a través de una plataforma de compraventa en Internet. Gracias a su actividad ilícita lograron obtener más de 200.000 euros, engañando a más de 400 personas de diferentes puntos del territorio nacional.

Fruto de la intervención policial se ha procedido a la detención de 29 personas, quienes integraban un grupo criminal perfectamente estructurado y jerarquizado. La organización se encontraba radicada en la localidad de Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

El grupo criminal recurría al uso de una conocida aplicación de compraventa, contactando con personas que anunciaban sus productos, principalmente dispositivos móviles de alta gama, drones, consolas y televisores, y les hacía llegar una oferta económica superior al valor anunciado, con la excusa de que corrieran con los gastos de envío.

Para que la víctima no sospechase y asegurar la compraventa sin levantar sospechas, el grupo les enviaba una fotografía del supuesto DNI del comprador. De esta manera, el afectado no sospechaba de que le iban a estafar y era un fraude. La identidad que le hacían llegar pertenecía a una persona que le habían suplantado.

SUPLANTACIÓN DE PLATAFORMAS DE PAGO

Los integrantes del grupo criminal suplantaban la plataforma de pago de la propia aplicación o de una cuenta bancaria. De esta manera hacían creer a sus víctimas que habían cobrado la venta.

Para ello, los autores recurrían al uso de técnicas de ingeniería social y remitían un falso correo electrónico de la pasarela de pago seguro de la aplicación de compraventa o de la entidad bancaria. En el e-mail remitido a sus víctimas se conformaba el pago de la cantidad que habían acordado por la compra del producto.

La principal característica de sus delitos radicaba en que las víctimas recibían un nuevo correo electrónico falso fraudulento en el que se indicaba que existía un exceso en el importe abonado. Para poder liberar la transferencia, instaban a la víctima a que hiciese un ingreso de compensación en una cuenta bancaria. Esta cuenta correspondía a la de un integrante del grupo criminal o un beneficiario localizado en Nigeria.

ESTAFAR A TRAVÉS DE UNA RED DE COLABORADORES

La organización criminal contaba con una red de colaboradores, en la cual se encontraban las llamadas “mulas informáticas”. Estas eran captadas a través de la misma aplicación utilizada para estafar y en otras redes sociales. algunas de estas personas recibían los paquetes en los que se enviaban las compras fraudulentas realizadas, que luego eran revendidas en diferentes portales de compraventa.

Otros de los colaboradores eran los titulares de cuentas bancarias en las que se hacía el ingreso que procedía de las víctimas. Los beneficios obtenidos fruto de la actividad ilegal, una vez descontada su parte, eran enviados a Nigeria. Para ello utilizaban empresas de transferencias de fondos, empleando para ello identidades falsas.

Cae un grupo criminal acusado de estafar más de 200.000 euros a través de una plataforma de compraventa en internet
Se han detectado más de 400 afectados repartidos por toda España, además de haberse registrado 248 denuncias con un importe económico superior a los 200.000 euros.

LOS CABECILLAS RESIDÍAN EN NIGERIA

La operación policial se ha desarrollado durante casi dos años, dando tras esta intervención a la organización como desarticulada. Asentada en el municipio barcelonés de Hospitalet de Llobregat, los principales cabecillas del grupo criminal residían en Nigeria.

La Policía Nacional ha solicitado mediante los canales establecidos una Comisión Rogatoria Internacional para que las autoridades nigerianas procedan a la identificación y detención de 136 personas de dicho país. Se trata de personas que se encuentran relacionadas con la investigación y entre las cuales están los principales autores intelectuales de la trama.

ACUSADOS DE ESTAFAR A MÁS DE 400 PERSONAS

Hasta el momento se han podido detectar a más de 400 personas afectadas repartidas por todo el territorio nacional. Además se han registrado un total de 248 denuncias con un impacto económico superior a los 200.000 euros.

Asimismo, la intervención de los agentes ha permitido detener más de cien envíos fraudulentos que se iban a realizar. De esta manera se pudo retornar los paquetes a los legítimos propietarios, para lo cual contaron con la colaboración de diferentes empresas de transporte.

Durante la fase de explotación de la operación se practicaron un total de cuatro registros domiciliarios en España, dando lugar a un total de 29 personas detenidas. Además, una persona se encuentra investigada por su relación con los hechos.

A todos ellos se les causa como presuntos autores de delitos de pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, usurpación de estado civil y por estafar a otros ciudadanos. Además se han aprehendido numerosos documentos y efectos relacionados con los hechos investigados.

AUMENTAN LAS ESTAFAS DE COMPRAVENTA ONLINE

La ciberdelincuencia aumenta cada año en torno a un 20%, empleando los autores cada vez técnicas más sofisticadas. El objetivo es tratar de estafar a las víctimas sin que estas se puedan dar cuenta o sospechar que están siendo objeto de la misma.

Estas estafas afectan a todo tipo de productos y ámbitos, desde estafas inmobiliarias hasta aquellas que tienen que ver con la venta de vehículos, smartphones, televisores… e incluso con mascarillas quirúrgicas debido a la alerta sanitaria por coronavirus.

En la red existen numerosas plataformas reconocidas para la compra y venta de artículos de segunda mano. Estas son un lugar ideal para llevar a cabo transacciones entre particulares y profesionales. El principal reclamo de estos portales es el anuncio de productos a precios más bajos, además de la gran facilidad existente para publicar anuncios.

Las facilidades de este tipo de plataformas hace que muchos grupos criminales aprovechen para cometer estafas, pudiendo ejecutar estas a través de diferentes métodos. Hay quienes tratan de engañar a sus víctimas exigiendo el pago a través de una transferencia bancaria, cometiendo la estafa al no enviar el producto después de haber recibido el dinero o bien enviando un objeto que no tiene nada que ver con el adquirido, ya sea en estado o tipo.

ESTAFA NIGERIANA

La estafa nigeriana es una de las técnicas más utilizadas por parte de los grupos criminales. En este timo el supuesto comprador se pone en contacto con quién vende un producto, ofreciendo una forma diferente para entablar la conversación a la de la propia aplicación, ya sea mediante correo electrónico o WhatsApp.

A diferencia de lo que ocurre con los compradores reales, que acostumbran a pedir muchos detalles del producto o pedir imágenes, estos no suelen poner demasiados impedimentos. Por ello desde el primer momento aseguran querer el producto anunciado y, además, quieren que lo envíes a un país lejano. Este puede ser Nigeria, pero también otro país fuera de España. Su único objetivo es ofrecer al vendedor un sobreprecio con respecto al anunciado por enviarlo al extranjero.

Durante el proceso ofrecen la posibilidad de pagar por PayPal o transferencia bancaria. Posteriormente, la víctima recibe un supuesto correo electrónico que debe confirmar para recibir el dinero, pero realmente se está suplantando la identidad en dicho e-mail. La estafa radica en que si has enviado el paquete te quedarás sin el producto puesto que no habrá ingreso económico alguno.

Además, en algunas ocasiones, buscan también obtener directamente el dinero a través de otros correos fraudulentos solicitando dinero con cualquier otra excusa.