viernes, 18 junio 2021 02:26

De un filtro de coche a hojas de repollo: mascarillas caseras más extravagantes

La falta de material sanitario con el que protegerse ha aumentado la imaginación de los ciudadanos, que ya utilizan cualquier elemento que encuentran por casa para hacerse mascarillas caseras. Algunos han usado las ingentes cantidades de papel higiénico que han comprado semanas atrás en los supermercados para crear esta prenda, mientras que otros han ido un paso más allá, empleando productos un tanto extravagantes. 

Además de las imaginativas soluciones para no quedarse sin mascarilla, otros muchos ciudadanos y empresas de todos los sectores han decidido ayudar lanzándose a fabricar estos materiales de protección. Actualmente son muchos los trabajadores y población de riesgo que demanda esta prenda para protegerse del virus, pero las unidades son limitadas y escasean, no solo en España sino en el resto de países. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya ha anunciado que se va a comenzar una producción nacional propia para complementar las donaciones que llegan del extranjero. 





PAPEL HIGIÉNICO, LO CONVENCIONAL

Las mascarillas de papel higiénico se han convertido en una solución de emergencia en estos días. Este producto se ha consolidado como el más vendido y agotado desde que saltara la crisis del coronavirus. La mayoría de los supermercados no disponen de este artículo y cuando lo reponen se agotan a las pocas horas. Y muchos los han utilizado para crear sus propias mascarillas caseras, a pesar de que no posee la misma efectividad que una de verdad. 

La elaboración es sencilla. Tan solo hay que cortar el trozo de papel que sea necesario para cubrir el rostro, coger gomas elásticas para sujetarlas y usar grapas o hilo para unirlas al resto del material. Además de higiénico, se pueden emplear otros tipos de papeles, como el de cocina, que normalmente es más grueso y resistente, servilletas o pañuelos desechables.