sábado, 15 mayo 2021 01:50

Detenidas tres personas por eludir un control del confinamiento

La Guardia Civil ha detenido a las tres personas que circulaban en un vehículo con el que trataron de evitar un control de verificación del confinamiento por coronavirus. Los hechos tuvieron lugar el pasado domingo 29 de marzo en la carretera N-340, en el término municipal de Vilafranca del Penedés, en Barcelona.

Los agentes se encontraban realizando un control de prevención para la verificación del confinamiento al que se encuentra sometida la población a raíz de la epidemia provocada por el COVID-19. El control se desarrollaba con normalidad hasta que los agentes se percataron de la llegada de un vehículo, que al advertir su presencia, realizó un brusco cambio de sentido y se dio a la fuga.

Los agentes encargados de establecer dicho control emprendieron la persecución del vehículo huido, llegando a interceptarlo poco después. Tras lograrlo procedieron a identificar a los ocupantes del turismo, que estaba ocupado por tres hombres. Todos ellos eran vecinos de Badalona y tienen 41, 26 y 19 años.

COCHE ROBADO

Al realizar las correspondientes comprobaciones, los agentes de la Guardia Civil constataron que el conductor carecía de permiso de conducir y que, además, el coche había sido robado. De hecho, la sustracción se había producido ese mismo día.

Asimismo, al efectuar el registro del vehículo, se incautaron diferentes herramientas que los detenidos escondían en el coche. Entre ellas se encontraba un hacha de grandes dimensiones.

Debido a la sustracción del turismo, a los tres detenidos se les imputa un supuesto delito de hurto de vehículo a motor, además de al conductor otro presunto delito por carecer de permiso de conducción y por conducción temeraria. Asimismo, a estas imputaciones penales hay que sumar las administrativas por incumplir las medidas de confinamiento establecidas por el estado de alarma vigente en España.

La actuación policial se desarrolló por parte de agentes pertenecientes a la USECIC (Unidad  de Seguridad Ciudadana) de la Comandancia de la Guardia Civil de Barcelona. Las diligencias y los detenidos se pusieron a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Vilafranca del Penedés.

PRIMERAS CONDENAS POR SALTARSE EL CONFINAMIENTO

Tras una primera semana en la que se levantó en cierta medida la mano para evitar sanciones a los ciudadanos en este periodo de adaptación por confinamiento, se han endurecido los controles policiales dada la actitud de muchos ciudadanos. Si bien la gran mayoría de la población cumple con el periodo de confinamiento, siguen existiendo quienes deciden saltarse el periodo de aislamiento. Esto ha provocado que haya un mayor número de controles en las carreteras españoles.

De hecho, la semana pasada llegaron las primeras condenas por saltarse el confinamiento. Concretamente la primera corresponde a un ciudadano que huyó en coche de un control de confinamiento. Los hechos tuvieron lugar en Santa Cruz de Tenerife, donde el Juzgado de Instrucción nº2 lo ha condenado a cuatro meses de prisión.

El ahora condenado, que no tiene antecedentes penales, circulaba con su vehículo cuando fue parado por la Policía Nacional. Cuando se le requirió para justificar su presencia por la vía, decidió emprender la fuga. Al hacerlo puso en peligro a los propios agentes y otros usuarios de la vía. Por ello, y por saltarse el confinamiento ha sido condenado, aunque no tendrá que entrar en la cárcel por ser una pena inferior a dos años.

La Guardia Civil detiene en Barcelona a los tres ocupantes de un vehículo por saltarse un control del confinamiento
A los detenidos les fueron incautadas diferentes herramientas que escondían en el coche, entre las que se encontraba un hacha de grandes dimensiones.

ENDURECIMIENTO DEL CONTROL DE CONFINAMIENTO

La Policía Nacional y la Guardia Civil reforzaron los controles en carretera este pasado fin de semana. El objetivo fue el de evitar las salidas de las ciudades tras las 4.000 denuncias por saltarse el confinamiento registradas la semana anterior.

Aprovechando el fin de semana, hay quienes a pesar de la insistencia de que hay que permanecer en los hogares, deciden acudir a segundas residencias. Los agentes tratan de hacer frente a aquellos vehículos que realizan desplazamientos indebidos. Como tales se entienden a todos aquellos que no forman parte de las excepciones que contempla el decreto de estado de alarma, en el que se incluye a personas que van a su puesto de trabajo, a realizar la compra o atender a personas discapacitadas o dependientes, entre otros.

El refuerzo de los controles del confinamiento han tenido lugar a la entrada y salida de las principales ciudades. Desde las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado se ha señalado que en estos momentos hay “tolerancia cero” con quienes decidan saltarse el confinamiento, ya que ponen en peligro la salud del resto de ciudadanos.

35 MUERTES MENOS EN ACCIDENTES DE CARRETERA

Las restricciones de la libre circulación de los ciudadanos por las carreteras ha tenido un efecto positivo en lo referente a la mortalidad en carretera. Durante el estado de alarma ha habido 13 fallecidos en 11 accidentes mortales, mientras que el pasado año hubo 48 muertos en el mismo periodo. No obstante, en el primer trimestre de 2019 hubo dos días en los que, de manera consecutiva, hubo 10 fallecidos, cuando la media habitual es de tres.

La gran caída en los desplazamientos tras la entrada del estado de alarma ha hecho que los accesos a las grandes ciudades haya caído en un 67%. Por su parte, los trayectos de larga distancia han sufrido una reducción del 61,3%, según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). De acuerdo a a este organismo, más de la mitad de los movimientos por carretera se corresponden con vehículos pesados.

De manera global, los fallecidos en carretera en lo que va de año eran de 216 hasta el pasado jueves, frente a los 234 muertos en el mismo periodo de 2019. Esto supone 18 muertos menos. Desde la declaración del estado de alarma la peor jornada en número de fallecidos fue el lunes de la semana pasada, con tres muertos.

MÍNIMO HISTÓRICO DE VÍCTIMAS MORTALES

El año 2019 concluyó con un total de 1.098 víctimas mortales en carretera, el mínimo histórico. En ello influyó la reducción de la velocidad máxima permitida en carreteras secundarias de 100 a 90 kilómetros por hora. Tras varios años en los que había habido un ligero repunte de muertes. De esta manera, el confinamiento, al menos, ha dado una buena noticia en lo que respecta a la siniestralidad en las carreteras españolas.

De cara a las próximas semanas, en las que continuará vigente el estado de alarma, se prevé que sigan incrementándose los controles en las carreteras. Así se trata de frenar lo antes posible una pandemia que ya ha dejado más de 8.180 fallecidos en toda España.