viernes, 25 junio 2021 05:55

¿Dónde están los artistas que pedían la dimisión de Rajoy con la muerte del perro Excalibur?

Menuda se formó con la crisis del ébola. Ya ha llovido desde entonces, pero algunos todavía recuerdan el pasado 6 de octubre de 2014, cuando tuvo lugar el primer contagio humano del virus del ébola fuera de África. Ese contagio fue en España. El Gobierno de Mariano Rajoy decidió repatriar a un contagiado por ébola con la mala suerte de que una auxiliar de enfermería del Hospital Carlos III, Teresa Romero, se contagió.

Muchos pidieron la dimisión de Rajoy. El escándalo fue sobredimensionado por algunos que buscaban sangre política, ya que el perro de Romero, llamado Excalibur, fue sacrificado por el potencial riesgo que podía suponer para la población. Pero esos mismos que pedían a Rajoy, ahora callan con la crisis del coronavirus porque son ellos los que gobiernan. Hagamos un recopilatorio de quiénes pidieron dimisiones y qué opinaban entonces sobre la gestión de la crisis del ébola.

FRANK CUESTA, ANIMALISTA A RATOS

También el extenista, herpetólogo y estrella televisiva Frank Cuesta se sumó a a las críticas por el sacrificio de Excalibur. Era indignante que esa gestión de la crisis del ébola acabara con un perro muerto, razón por la que Cuesta se lanzó también a criticar al Ministerio de Sanidad y, más en concreto a Ana Mato, entonces portadora de la cartera. “España no está gobernada por malos si no por auténticos imbéciles”, decía entonces Cuesta.

Ahora Cuesta se ha olvidado completamente de la actualidad política. Se lo pasa bien subiendo cada día un vídeo de algún que otro animal, aunque hay algunos días que se le olvida.