sábado, 8 mayo 2021 13:39

El coronavirus de Sánchez vs el ébola de Rajoy: Historia de dos varas de medir

Las comparaciones son odiosas. Y más si tienen que ver con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez;  concretamente entre su yo del pasado y su yo del presente. Las reacciones del líder socialista respecto a la crisis del ébola fueron tremendas. Elevó el tono y exigió la dimisión del entonces mandatario Mariano Rajoy por haber cometido graves errores. Sin embargo, ahora, la crisis del coronavirus ha dado a conocer a la sociedad y al mundo una dimensión nueva que se ignoraba cuando el Ejecutivo de Rajoy decidió traer a un infectado de ébola al país. Si la actuación de Rajoy era susceptible de reclamar dimisiones, la actual debería ser susceptible de reclamar algo más serio.

Sánchez ahora pide comprensión, diálogo y firmar en conjunto unos Pactos de la Moncloa. De dimisiones no se habla (solo Vox). Y la oposición del PP, por el momento, parece haber adoptado una posición más prudente y menos agresiva. Esto es lo que le decía Sánchez a Rajoy por la crisis del ébola. Un recopilatorio que deja clara una evidencia: la doble vara de medir que tanto se usa en política. Tanto desde un lado como de otro.

LA CABEZA DE RAJOY

En octubre de 2014 Sánchez se apresuró a reunirse con los expertos para hacerse la foto y llegar a la conclusión de que la gestión de la crisis había sido tan infame que Rajoy debía dimitir. Subió la foto reunido y fue contundente en sus exigencias: que dimita Rajoy. Y con Sáchez, el PSOE también se lanzó a por el Gobierno.

Ahora, el presidente del Gobierno a los partidos de la oposición y en especial al PP que firmen unos nuevos Pactos de la Moncloa. Y, de vez en cuando y entre compra y compra de tests rápidos, da ánimos. “Un día más es un día menos. Gracias al esfuerzo de todos y todas venceremos al #COVID19. Somos un gran país, una sociedad unida y solidaria que estos días está mostrando lo mejor de sí misma. No bajemos la guardia, sigamos adelante, lo vamos a conseguir”.