sábado, 12 junio 2021 22:11

Más tontos que botellines: Así acosan algunos durante la pandemia a los sanitarios

el corte ingles

En plena crisis del coronavirus hay quien saca lo mejor de sí mismo y quien saca la parte más mezquina y miserable. Hay algunos que arriman el hombro, pero hay otros que, lejos de ayudar, se dedican a poner palos en las ruedas de sus vecinos. Estos sentimientos se ven especialmente en las comunidades de vecinos. Algunos se han mostrado especialmente poco solidarios con su entorno tras varias semanas de cuarentena. Por eso, hemos decidido hacer un recopilatorio de las imágenes y las actitudes más reprobables del momento.

Hay quien no puede pagar el alquiler, pero las empresas propietarias de muchas viviendas no son consecuentes y exigen el pago de hasta el último euro; hay quien, lejos de ayudar, se dedica a acaparar material sanitario (o a subir su precio) para revenderlo y sacarse un dinero y hay quien no tiene ningún tipo de comprensión con sus vecinos si estos tienen la obligación profesional de exponerse al coronavirus.

CONVIVIR CON EL VIRUS Y CON VECINOS MISERABLES

La mayoría de los sanitarios vive un infierno en su trabajo. No dejan de tratar enfermos con una enfermedad que podría afectarle a ellos y aún así lo hacen durante las horas que sean necesarias. Sin embargo, cuando llegan a casa, que debería ser un respiro para ellos, se encuentran con que, o bien en su puerta con carteles, o bien en su propio coche, les han dejado pintadas en las que piden que se larguen de su propia vivienda. Así amanecía el vehículo de un sanitario, con el mensaje “rata contagiosa”. En la siguiente imagen están los que te dejan notas en la puerta de tu casa.

coche