domingo, 16 mayo 2021 19:49

Ayuso debilita al PP: El piso, sus salidas de tono y su gestión de la crisis le pasan factura

  • La revista Vanity Fair ha desvelado que la presidenta de la Comunidad de Madrid reside en un piso de 6.000 euros al mes.
  • La foto que le hicieron en El Mundo o la confusión con una letra la han convertido en objeto de mofa en las redes.
  • Todo esto se suma a la polémica de haber presentado a Madrid para la fase 1 sin seguir criterios sanitarios.
  • La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, no pasa por su mejor momento. Sus salidas de tono, sus polémicas, como la del piso en el que reside cuyo alquiler está valorado en 6.000 euros al mes, y su gestión de la crisis están pasando factura al Partido Popular. La presidenta se ha convertido estas últimas semanas en el epicentro de mofas y críticas. Si no es por la curiosa fotografía que se publicó en el diario El Mundo o por el lujoso piso que le ha alquilado un empresario con intereses en la Comunidad de Madrid, es por tomar la decisión de presentar a la autonomía como candidata para pasar a la fase 1 sin tener en cuenta criterios sanitarios. Pero todo se ha convertido en una tormenta perfecta para la presidenta autonómica que la ha puesto en el punto de mira de la oposición.

    Las polémicas se han sucedido una tras otra. Algunas son relevantes y otras simplemente atacan su imagen, pero Díaz Ayuso está en boca de todos, especialmente en las redes sociales. La decisión que tomó la presidenta de la Comunidad de Madrid de presentar a la autonomía como candidata para pasar a la fase 1 del plan de desescalada sin tener demasiado en cuenta criterios sanitarios y poco después de haberse reunido con la patronal, le valió un órdago de críticas. Incluso le valió una importante dimisión: la de la directora de Salud Pública de la Comunidad, Yolanda Fuentes. Y se aderezan con algunas declaraciones polémicas, salidas de tono, y algún que otro piso de lujo cuyo pago aún no está del todo claro, la cosa se complica.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”102871″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    La foto que le hicieron a Díaz Ayuso en el diario El Mundo la convirtió en tendencia. “Yo no me imagino posando así”, comentó su vicepresidente Ignacio Aguado, pero esto solo sirvió para convertirla en objeto de mofa y ponerla en el epicentro de las críticas. Enmarcado en esta tendencia que salió en todas las televisiones, surgió la polémica del piso cuyo alquiler ronda los 6.000 euros al mes en el que reside. Según esta exclusiva de la revista Vanity Fair, la presidenta se ha confinado en un apartamento con dos terrazas en la octava planta de un edificio en el centro de Madrid, cerca del Teatro Real. Un caro piso que además pertenece al empresario hotelero, Kike Sarasola, con intereses en la Comunidad de Madrid, algo muy criticado por la oposición.

    Pero la cosa no acaba aquí. Mientras la foto de Díaz Ayuso circulaba por las redes sociales acompañada por el piso cuyo alquiler está valorado en 6.000 euros al mes, la presidenta patinaba y cometía el error de confundir la letra “d” de Covid-19 con “diciembre”, cuando en realidad significa disease, enfermedad en inglés. Un error inocente que no ayudó a frenar las críticas contra la presidenta autonómica popular.

    Ya enmarcado en todo esto, algunos dirigentes de la oposición quisieron coger con pinzas cada detalle y cada comentario para criticar a la presidenta de la Comunidad de Madrid. El diputado y portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, se lanzó a criticar todo. “Buenos días. ¿Qué tal llevas el confinamiento? Ayuso en un piso de 6.000€ al mes que le “regala” un hotelero al que le hizo publicidad desde su cuenta de Twitter y para el que la fiscalía pide penas de prisión por defraudar casi un millón de euros”, aseguró.

    Pero no solo eso, también Echenique se tiró al cuello de Díaz Ayuso por otros motivos. “Isabel Díaz Ayuso ha descubierto que los colombianos, los ecuatorianos y los españoles somos de la misma especie. ¿No me crees? Escucha. La malísima relación entre la derecha y la ciencia —precisamente en medio de una epidemia— es para echarse a temblar”, comentó Echenique.

    Todo esto ha convertido a la presidenta en objeto de mofas y críticas y ha debilitado la imagen del PP. Algo que saben desde la oposición, razón por la que la tendencia estas últimas semanas ha sido la de atacar sin piedad a la presidenta de la Comunidad de Madrid. Hasta el momento, los aviones con material sanitario que no llegaban a la capital (y de los que presumía la dirigente popular) y la famosa pizza que ofreció como menú a los niños de familias en riesgo de exclusión social habían centrado los ataques. Pero esta última semana, los motivos para erosionar la figura política se han disparado. Y esto ha afectado al Partido Popular.