jueves, 15 abril 2021 13:14

Los efectos ‘secundarios’ del aire acondicionado: así te puede destrozar

El aire acondicionado es un avance tecnológico que nos hace mucho más llevaderos los días de verano, en casa, en el trabajo y en el coche. Sin él, nuestra calidad de vida sería mucho peor, especialmente en las grandes ciudades donde el asfalto y los edificios crean una sensación de horno difícil de llevar. Algo que empeora si le sumamos la problemática del calentamiento global que hace que año tras año las máximas vayan subiendo un poco más. Pero la realidad es que no todo son bondades con el aire acondicionado, ya que también tiene efectos negativos sobre la salud. Es importante que conozcamos estos riesgos para poder identificarlos y utilizar estos aparatos de manera responsable. 

PROBLEMAS RESPIRATORIOS

El aire frío puede afectar a las vías respiratorias como la nariz, la garganta y los bronquios. Algunas personas que pasan mucho tiempo expuestas al aire acondicionado pueden presentar problemas de garganta seca, obstrucción nasal, rinitis e irritación de las mucosas. Estudios demostraron que el 35% de las personas que vivían en lugares donde se utilizaban estos aparatos tenían problemas de rinitis, frente al 9% de lo que vivían en espacios con ventilación natural. Además, su uso puede empeorar las alergias, incluyendo el asma, aunque es cierto que las personas alérgicas a algunos contaminantes del ambiente o al polen pueden aliviar sus síntomas con el aire acondicionado. Pero otras dolencias pueden empeorar en estancias climatizadas de esta forma.