martes, 3 agosto 2021 00:27

El linchamiento a Fernando Simón por hacer surf en su tiempo libre desespera a sus fans

El director desde 2012 del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, se ha convertido en una celebrity en España y fuera de sus fronteras. Tiene tanto fanáticos como detractores. Pero estos últimos parece que se aferran a cualquier cosa para machacar a quien consideran culpable de la mala gestión que ha hecho el Gobierno de la pandemia. Simón se ha ido este fin de semana a una playa de Portugal a hacer surf. Y como España (al igual que el resto del mundo) está sufriendo algunos rebrotes, sus haters lo han considerado una ofensa contra su propio país.

Todo el país se ha enterado de que a Simón le gusta el surf y de que se ha ido a Portugal durante el fin de semana para practicar uno de sus deportes favoritos. Sin embargo, el hecho de que el director de Emergencias Sanitarias, el cual no ha faltado ni un solo día a su puesto de trabajo durante la pandemia (ni cuando estuvo enfermo) se haya ido unos días a relajarse ha indignado sobremanera a todo aquel que considera que Simón es culpable de la situación en la que está España.

El legítimo debate sobre si Simón ejerció bien su trabajo ha quedado en un segundo plano tanto para sus seguidores como para sus detractores. Ya es un personaje público y casi una celebrity que recibe críticas haga lo que haga. Y en este caso, quienes le machacaron argumentaron que Simón debía estar en su puesto de trabajo debido a los sucesivos rebrotes que amenazan con generar en España una segunda ola.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”34872″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

El hecho de que se hubiera ido de vacaciones llevaba su consiguiente consecuencia: Simón no comparecerá en algunos días en la sede del Ministerio de Sanidad en Madrid para dar los datos sobre el balance de positivos por Covid-19 en España ni la situación epidemiológica por la que atraviesa el país. Y esto saca de quicio a quienes han visto en él una diana. Aunque también los hay que se han tatuado su cara en el muslo porque es “el símbolo de la pandemia”.

Algunos mensajes han sido más duros que otros, pero lo cierto es que incluso algunos de quienes no elogian la labor de Fernando Simón han salido en su defensa por lo que consideran un linchamiento injustificado. “Lo del Rey yendo a Arabia a hacer sus cositas, bueno, no te gusta mucho, pero qué se le va a hacer. ¿Pero Fernando Simón pasando un día en la playa? Por ahí sí que no: de ti no se ríe nadie”, ha afirmado Gerardo Tecé.

“Sra. Rosa Díez, no solo lucimos una camiseta con su cara, sino que nos sentimos orgullosos del trabajo realizado por Fernando Simón, y nos alegramos de verle disfrutando de su más que merecido descanso”, le ha contestado a la exlideresa de UPyD Rosa Díez un tuitero. Y suma y sigue.

Pero al otro lado también hay un millar de argumentos que critican la actitud de Simón. “Fernando Simón tiene todo el derecho a irse de vacaciones. También lo tendrían todos los ciudadanos y sanitarios que han muerto combatiendo al coronavirus, tarde y mal porque este señor no hizo bien y a tiempo su trabajo”, ha destacado la periodista María Jamardo. “Entre llevar la carpeta forrada con fotos de Fernando Simón y creer que es un masón adiestrado por los chinos para asesinar españoles debe haber un término medio, pero seguro que es equidistancia”, ha destacado el conocido tuitero Kim Jong-un, no el presidente de Corea del Norte.