sábado, 24 julio 2021 06:13

Cómo conseguir que el hielo dure más fuera del congelador

Cada día los seres humanos enfrentamos más y más desafíos, y esto es el común denominador en todas las cosas de la vida. Tenemos que mentalizarnos que las actividades deben ser pensadas más allá de lo que es visible, con el fin de estar tranquilos. Esto lo decimos porque hasta en las cosas más sencillas, podemos vernos en graves problemas. El tema de hoy se trata de esas técnicas que se pueden utilizar para lograr que el hielo dure más cuando esté fuera del congelador.

Lo cierto es que cuando nos vamos de campamento, o quizás tengamos alguna planificación de viaje, es normal que llevemos alimentos que necesitan estar en procesos de refrigeración. Es importante que el hielo nos dure porque quién sabe si ese sitio a donde vamos podemos conseguir algunos cubos de hielo para solucionar.

Se trata básicamente de ir armados hasta los dientes como se dice popularmente, porque hoy en día saber esos consejos nos permitirá salir de apuros rápidamente. Contrario a lo que muchas personas piensan, desde el momento que hacemos hielos, podemos poner en práctica varios trucos que harán que el hielo dure más.

A decir verdad, sería fantástico porque esas preocupaciones por mantener las bebidas frías se disiparán, y todos esteremos disfrutando como debe ser. No te pierdas este material porque te lo vamos a contar todo.

Hielos que duren más de lo normal

Agua caliente funciona, prueba este truco congelador

La preocupación que tienen las personas, es que no encuentran alternativas para que el hielo les dure cuando está fuera del congelador. La verdad es que muchos ciudadanos hasta se ven entre la espada y la pared sin encontrar una solución. Desde este espacio te queremos ofrecer otros trucos eficaces para que el hielo te dure todo el día si es de tu interés.

  1. Utiliza cubiteras grandes: Cuando haces hiel de mayor tamaño el mismo te va a duran más. Es mejor que hagas un hielo grande, a varios hielos medianos.
  2. Forra el recipiente con papel de aluminio: Si usas una nevera portátil, forra el interior de la misma con papel aluminio para que te dure más, no tienes cerca un congelador, pero de esta manera harás uno sin darte cuenta.
  3. Añade una toalla mojada: Una toalla mojada será tu mejor aliado, esto aislará el hielo de la temperatura exterior. Puedes envolver la nevera por fuera, o el interior de ella. Si usas botellas, envuélvelas en la toalla para que veas que tu hielo va a durar como no tienes idea.

Estos trucos son sencillos, si lo pones en práctica tus problemas se habrán ido a la velocidad de la luz.