viernes, 26 febrero 2021 14:51

Así han dicho adiós nuestros políticos a Juan Carlos I: “Tenía un chiste…”

Era un run-run político. Habían trascendido informaciones sobre cómo el Gobierno o bien presionaba a Casa Real o Casa Real trabajaba con el Gobierno para poner tierra de por medio entre España, Juan Carlos I, el caso Corinna y la Monarquía. Los últimos audios y las filtraciones sobre los escándalos financieros del monarca hemérito han dejado muy pocas opciones tanto a Casa Real como a la propia casa del Rey. Por supuesto, todos los políticos han reaccionado a la noticia del día: unos con mensajes institucionales, otros con un sentido muy patriótico, otros como un mero trámite y algún que otro en tono de humor. Así dicen adión los políticos a Juan Carlos I, el monarca de la Transición.

Juan Carlos I, nacido en Roma durante el exilio de la Familia Real, no vivirá sus últimos años en España. Quizás durante un tiempo pensó que tras la abdicación, podría cumplir su deseo de morir en España. Salvo que el caso judicial sea benévolo con el Rey Emérito, esta posibilidad se aleja del horizonte. Atrás deja a Doña Sofía, a sus tres hijos y parte de sus nietos. También deja un país que hoy le persigue. Lejos han quedado los tiempos de reverenciar al orquestador de la Transición en España del Franquismo a la democracia. Este sentimiento irreverente se ha evidenciado más que nunca en los mensajes de “despedida” que le han brindado los políticos españoles.

ME VOY, NO ME ECHAN

Al igual que ocurrió con el proceso de abdicación, ha sido el Rey Emérito, Juan Carlos I, quien aparece como solicitante de ese dispendio a su hijo, el Rey Felipe VI. Ha sido por carta, y ya cuando se había embarcado en un nuevo “exilio”, que por otra parte, no afecta en nada a la investigación del caso Corinna-Villarejo.

Majestad, querido Felipe, con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada, deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad. Mi legado, y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen.”, inicia la carta. La Casa del Rey agradece el gesto, aliviados de este nuevo cortafuegos que han conseguido levantar.

Juan Carlos I, en mayo de 2019.