sábado, 27 febrero 2021 20:35

Pasadizos secretos que encuentras en Madrid (si sabes buscar)

Madrid esconde una buena cantidad de secretos. Tantos, que existen páginas especializadas en contarlos todos. Algunos de ellos se esconden, sin duda, bajo los cimientos de la ciudad. Lo hacen en forma de pasadizos secretos que, en su momento, fueron ideados para poder andar por debajo de sus calles. No es un mito, no es una leyenda, lo cierto es que la capital de España tiene muchos más misterios sin resolver de los que creemos.

Mucho se ha hablado de que el Palacio Real une los edificios más importantes de la ciudad a través del subsuelo. Esto, sin embargo, sí es algo que pertenece a las creencias populares. No obstante, eso no significa que no existan, pero no son una ciudad paralela como muchas personas quieren hacer creer. Sus sótanos profundos han dado pie a una gran cantidad de historias. Y, como estas, encontramos muchas más.

¿Qué es cierto y qué no? Descubre los pasadizos secretos que encuentras en Madrid (si sabes cómo buscar).

Los túneles bajo el Palacio Real de Madrid

tunel palacio real madrid

El Palacio Real, en realidad, está conectado de forma subterránea, a través de largos pasadizos, con el convento. La idea principal era poder acudir a este lugar de forma privada como una especie de recogimiento y espacio para rezar y practicar el culto. El túnel se construyó en el año 1612 y conectaba el Monasterio de la Encarnación con el Alcázar de los Austrias.

Este fue el precursor del actual Palacio de Madrid. Felipe IV lo empleaba para poder ir a misa sin necesidad de tener que pisar la calle. En la actualidad, puede que nos lo imaginemos como un espacio más bien lúgubre. No obstante, la realidad es que era un entramado de amplias galerías realizadas en el subsuelo que estaban decoradas con valiosas obras de arte a lo largo de sus muros.

Además, existe la leyenda urbana de que una parte de este túnel estaba inundada, por lo que el monarca lo usaba para acudir en góndola al encuentro de una novicia que se encontraba enclaustrada y con la que mantenía una relación sentimental. Le servía como escondite. Esto, sin embargo, no está confirmado.