sábado, 16 enero 2021 22:34

Cómo hacer una fabada asturiana que no engorde nada

España es un país con una variedad gastronómica inmensa. Cada región, cada comarca, y casi podríamos decir que cada pueblo, tienen un sinfín de recetas propias merecedoras de todo tipo de reconocimientos. Y aunque parezca mentira muchas de esas recetas, que en su origen fueron platos contundentes y copiosos, con bastante grasa y calorías, en la actualidad tienen su versión un poco más saludable y conveniente para nuestra intención de adelgazar. Hoy te traemos una receta de fabada asturiana pero en su versión más light ¿no crees que sea posible? Pues continua leyendo:

La gastronomía asturiana

La variedad de productos maravillosos que se encuentran en la gastronomía asturiana son un reflejo de la calidad de su huerta, de sus carnes y pescados o de su leche. De hecho, muchos visitantes se acercan al Principado atraídos por sus verdes paisajes pero también por sus famosos platos. El pitu caleya, el cachopo, los pescados, la sidra, pero especialmente la fabada asturiana protagonizan una forma de recibir y de comer, llenos de recetas tradicionales y buena materia prima. Sin embargo, cada vez es más frecuente, que los chefs y cocineros se afanen en buscar recetas menos calóricas, respetando sin embargo, la esencia de los platos más tradicionales.