jueves, 4 marzo 2021 20:05

El efecto elefante del que alerta la DGT: ¿De verdad te puede matar?

La precaución es el mejor acompañante que podemos llevar con nosotros cuando conducimos. Obviamente, tenemos que tener los cinco sentidos puestos en la conducción, y hacerlo en condiciones óptimas: haber descansado, no haber consumido alcohol ni medicamentos, ser escrupuloso con las señales de tráfico y prestar atención a cualquier circunstancia que pueda incidir en el estado de la carretera, del coche o del tráfico como la lluvia, los baches de una carretera o un pinchazo. Hay muchas cosas que dependen de nosotros que minimizan el riesgo de accidente, otras dependen de nuestros acompañantes. ¿Has oído hablar del efecto elefante? Te contamos en qué consiste este efecto contra el que la DGT quiere luchar.

Un coche ordenado

Para evitar el denominado efecto elefante, la DGT nos recomienda dos cosas. En el caso de las personas, debemos hacer uso siempre del cinturón de seguridad. Como vemos no solo por nosotros mismos, sino porque si no llevamos el cinturón, nos estamos convirtiendo en un arma muy peligrosa para aquellas personas que si lo llevan. En segundo lugar, nos recomienda que mantengamos el coche ordenado. Si tenemos que trasladar objetos – especialmente pesados – lo hagamos en el maletero, y si tienen que ir en el habitáculo del coche, que al menos estén asegurados con algún sistema de sujeción para que, en caso de accidente, no salgan disparados y puedan impactar contra nosotros o nuestros acompañantes.