domingo, 20 junio 2021 06:00

Sánchez aplaza el debate sobre el relevo de Susana Díaz en el PSA

  • El diputado estatal Felipe Sicilia ha dejado claro que peleará por el liderazgo del PSOE andaluz.
  • Susana Díaz pretende mantenerse en el cargo con el apoyo de Pedro Sánchez.
  • El presidente del Gobierno apoyaría a su exrival para no romper el partido a nivel interno.
  • Pedro Sánchez tendría la oportunidad de vengarse de los desplantes pretéritos de Susana Díaz. Pero el presidente del Gobierno sabe que su exrival sigue siendo una buena candidata para el PSOE andaluz y además su caída podría provocar un enfado entre el ‘socialismo agro’.

    El diputado estatal Felipe Sicilia, en una acción aparentemente precipitada, ha dejado caer que optará al liderazgo de la baronía del sur: “No descarto presentarme. El PSOE de Andalucía necesita recuperar la confianza mayoritaria. Opinarán los militantes cuando se abra el proceso de primarias”.

    Susana Díaz quiere repetir como candidata en 2022 a pesar de que la Justicia investiga las subvenciones presuntamente irregulares de la Junta de Andalucía a la empresa Isofón, que habría recibido ocho millones de euros en los gabinetes de Manuel Chaves, José Antonio Griñán y la propia Díaz.

    SUSANA DÍAZ QUIERE MANTENERSE AL FRENTE DEL PSOE ANDALUZ

    La expresidenta de la Junta de Andalucía no quiere especular con qué fuerzas pactaría en caso de poder volver al Palacio de San Telmo: “Nosotros tendemos la mano a todas las fuerzas políticas para lo que sea bueno para Andalucía, al margen de quien esté al frente. Si llegamos a un acuerdo para algo que sea bueno para la gente, no miramos quién lidera el Gobierno de Andalucía ni un partido”.

    Díaz en Público aseguró que están “pensando en Andalucía y los andaluces. Y ellos tendrán que valorar si quieren seguir haciendo seguidismo al PP y a la ultraderecha o se dan cuenta de las cosas buenas que hicieron cuando apoyaron a los socialistas. Igual que nosotros, que con humildad reconocemos errores y aprendemos, tendrá Ciudadanos que hacer una reflexión de qué rentabilidad han sacado a esto de hacer seguidismo a la derecha andaluza”.

    El PSOE andaluz, según la baronesa, tiene diálogo “con todos los diputados y diputadas de IU y de Podemos y de Adelante. Estamos en un momento complicado para la gente. Hay que dejar la política de regate corto a un lado, el electoralismo a un lado y poner a la gente en el centro del servicio público que tiene que ser“.

    También afirma que “ha llevado iniciativas conjuntas con Adelante, en materia sanitaria, sobre todo. Entendíamos que eran buenas para Andalucía al margen de quien la liderara y de quien la defendiese. Cuando algo sea bueno para esta tierra, vamos a estar ahí. He tenido la oportunidad de tener contacto con todos los portavoces y dirigentes. He tenido la posibilidad de intercambiar opiniones con ellos”.

    VUELTA AL PODER

    Susana Díaz afirma que “el preámbulo de la plaza de Colón se firmó en Andalucía. Fue la antesala de lo que después hemos vivido en más lugares de España. Y si hubieran podido hacerlo en el Gobierno de España, lo hubieran hecho también. Yo creo que la etapa de Gobierno en que Cs se apoyó en nosotros fue buena para Andalucía. Y a ellos les fue bien. La gente se lo reconoció en las urnas y, en cambio, ahora parece que no están tan contentos con su opción”.

    “Y nosotros también hemos engrasado más la relación con otras fuerzas políticas de izquierdas, que seguramente en otra etapa también faltó diálogo. No todo lo hicimos bien. Eso se lo decía antes. Te sirve para aprender y que hay muchos puntos de encuentro, aunque haya también diferencias. Y lo importante es buscarlos. Yo goberné con IU. Y también fue un buen resultado para los andaluces en una etapa muy difícil para los andaluces, que fue el 2012, con un presidente del Gobierno como Mariano Rajoy, insolidario, que nos asfixió a familias y trabajadores”, afirma.

    Díaz asegura que quiere regresar “al Gobierno de Andalucía porque hay demasiada gente que lo está pasando mal. Hay muchos sectores abandonados, un día es Abengoa, otro día es Alestis, otro día son los pacientes en las puertas de los centros de salud, otro los profesores a quien nadie escucha y también miles de mayores en las listas de dependencia, y, hoy mismo, los colectivos de mujeres, a las que están castigando”.

    SUSANA DÍAZ NO SE MUEVE DE SEVILLA

    Susana Díaz no quiere ni siquiera escuchar la posibilidad de que Pedro Sánchez la ‘retire’ mediante la oferta de un ministerio. La baronesa asegura que todas las ganas las tiene “puestas en los problemas de los andaluces. Aquí es donde quiero estar”.

    Por último afirma que “cuando llegue el momento, todos los compañeros podrán optar y libremente los militantes elegirán. Y, en ese momento, buscaré con ilusión y ganas que nuestro proyecto vuelva a ser mayoritario en Andalucía. Pero, mientras tanto, no me distraeré ni un minuto porque hay mucha gente que nos necesita. A mucha gente la única puerta que se le abre es la del PSOE. Y cuando hay gente que te necesita no puedes estar en peleas internas ni personales”.