martes, 2 marzo 2021 14:02

Rabo de toro: paso a paso del plato más tradicional (y rico) de España

Una de las recetas más tradicionales de nuestra gastronomía es el rabo de toro. Esta pieza del toro – a veces se utiliza el del buey, ternera o añojo– es muy preciada por su exquisito sabor y por su textura gelatinosa. La forma más habitual de degustarlo es en guiso, que aunque se puede preparar en olla rápida, adquiere su punto ideal cuando la hacemos a fuego lento y con mucha paciencia, ya que requiere bastante tiempo de cocción. Además, es una carne ideal para las recetas de aprovechamiento. Con el rabo de toro que sobra, ya separado del hueso, podemos hacer un arroz, unas albóndigas, croquetas, empanadillas y hasta hamburguesas. Te contamos nuestra receta de rabo de toro, verás qué sencilla y qué deliciosa.

Un poco de historia

Como decimos, el rabo de toro es un guiso originario de las plazas de toros cordobesas. Allí surgió esta receta hace ya muchos años, que hoy se ha popularizado en el resto del territorio debido a su sabor exquisito. Como el rabo de toro de lidia – que es el que se utilizaba en la receta original – es un producto muy escaso y por lo tanto muy caro, la receta se ha ido adaptando y por eso es bastante común que en los guisos de rabo de toro, en realidad estemos comiendo ternera, añojo o buey. En todo caso, está delicioso y la preparación es la misma.