jueves, 21 enero 2021 07:18

Zumo de naranja: cómo prepararlo sin usar un exprimidor

Zumo sí o zumo no. A pesar de que se trata de un alimento complejo en azúcares -al exprimir la fruta, se libera más azúcar que al comer la naranja entera-, de vez en cuando es una buena elección para tomar vitaminas y fruta en el desayuno. Ahora bien, no siempre se dispone a mano del exprimidor, por lo que conviene siempre sabe que existe una alternativa para preparar zumo de naranja… pero sin exprimidor. ¿Cómo es esto posible? Seguro que en alguna ocasión has utilizado alguna de las técnicas más comunes. En moncloa.com te explicamos cómo conseguir un zumo de naranjas sin exprimidor de diferentes formas. Todas ellas comprobadas y contrastadas.

Ahora bien, recuerda que este tipo de food hacks o trucos de cocina tienen una contrapartida a considerar: no se obtiene el mismo volumen que con el exprimidor. Para ‘optimizar’ las naranjas y sacar todo el zumo posible, te mostramos a continuación algunos consejos fáciles para sacar todo el zumo posible a la naranja.

CONSEJOS PARA HACER ZUMO DE NARANJA SIN EXPRIMIDOR

Estos consejos para sacar más zumo a la naranja son igualmente válidos si se opta por utilizar el exprimidor o si, por el contrario, se utilizan algunas de las técnicas que se explican en este artículo para hacer zumo de naranja sin exprimidor. Como en cualquier receta, lo más básico es acertar con el mejor alimento, que esté en su punto. Así, en el caso de la naranja, solo cuando está madura, próxima ya a pasarse, es capaz de liberar el máximo de su zumo. Así pues, para conseguir un vaso de zumo de naranja casero sin apenas manchar utensilios de cocina, se han de elegir siempre naranjas que muestren un punto de maduración alto.

Por otra parte, la naranja ha de estar a temperatura ambiente y en temperatura ambiente. Si se ha mantenido en el frigorífico o en una estancia con bajas temperaturas, se habrá de esperar a que atemperen si se quiere obtener el máximo volumen de zumo de naranja. El frío tiene un efecto compresor en el ‘agua’ de la naranja, por lo que conseguir sacarlo será una tarea más complicada. Asimismo, si se hace rodar la naranja, entera y sin pelar, sobre una superficie lisa no fría, presionando levemente sobre ella, se facilita que las membranas internas de los gajos rompan y se libere el zumo con mayor facilidad. Según algunos expertos, con este pequeño gesto puedes extraer hasta un 20% más de zumo en cada pieza de fruta.

zumo de naranja sin exprimidor