viernes, 23 abril 2021 16:21

Los dos geles hidroalcohólicos españoles que son inseguros según la OCU

A pesar de las buenas noticias que van llegando de descenso de incidencia en gran parte de España y de lo cerca que están las vacunas, hay que ser realistas y asumir que aún estamos en plena pandemia y que tenemos virus para rato. Así que el triunvirato de mascarilla, higiene de manos y distancia de seguridad debe de seguir siendo de obligado cumplimiento. Centrándonos en las manos, el lavarse con frecuencia con agua y jabón al menos durante un minuto y el uso de geles hidroalcohólicos son los aliados perfectos para evitar contagios. Pero no todos los geles son adecuados y la OCU, en su labor habitual de análisis y valoración de productos, también ha estudiado estos productos. La conclusión es positiva en cuanto a idoneidad pero hay dos casos que no son seguros.

Qué deben de tener los buenos geles hidroalcohólicos

Para que estos geles sean eficaces, tienen que tener al menos un 60% de alcohol, que es lo que verdaderamente desinfecta y mata virus. Siempre mira bien el etiquetado, de qué se compone ese gel y sus porcentajes. Pero la OCU lo ha puesto fácil realizando una comparación y ha mostrado las dos excepciones que no cumplirían los estándares mínimos de seguridad y eficacia.

Pero la OCU no es la única que se ha ocupado de analizar y alertar sobre los geles hidroalcohólicos más y menos adecuados. El Sistema de Alerta Rápida Europeo (RAPEX), ha alertado que en Europa, como pasa en España como ahora veremos, se venden geles que no garantizan para lo que están hechos, al tener un porcentaje menor de alcohol que el mínimo necesario. También hay otros casos donde presentan serios problemas en el etiquetado.

Cuidado con estos geles

Prady Gel hidroalcohólico

En el caso español, y tras el análisis de la OCU, hay dos geles hidroalcohólicos que no cumplen los requisitos y que de hecho se retiraron del mercado. El primero es gel Prady, tanto el bote de 250 ml con el EAN o código de barras 8423564091932, del lote F2629, como el de 500 ml, con el EAN 8423564092236, del lote F2604-1. No sólo no cumple el mínimo en porcentaje de alcohol (tiene un 56,6%), sino que además su etiquetado no refleja la realidad e indica un 70%. Tampoco tiene los correspondiente símbolos de peligro y advertencia por la toxicidad e inflamabilidad del producto.

El otro gel hidroalcohólico es el Verita Farm, concretamente el envase de 100 ml, con EAN o código de barras 8429014012502, del lote 4130. Es un producto que sobre todo se comercializa online, a través de Amazon. En este caso se ha medido un porcentaje de alcohol muy por debajo del lo recomendado e incluso mucho más bajo que en el caso de Prady: un 28,4%. Tampoco lleva en la etiqueta las correspondientes advertencias y pictogramas de seguridad.

El desmentido de Prady

En el caso de los Laboratorios Prady, la compañía ha emitido un comunicado desmintiendo y matizando la información de la OCU. Prady ha dejado claro que todos sus productos “están fabricados para las más estrictas normas de calidad y cumplen todos los requisitos exigidos por la comisión europea de cosmética”. La compañía especializada en fragancias y cosmética aclara que se ha confundido peso con volumen y que por tanto el porcentaje que la OCU indica corresponde el peso, cuyo equivalente en volumen es el 70%, cumpliendo por tanto lo recomendado por la OMS para tener una eficacia microbicida.

Prady también aclara el tema del etiquetado. Indican en el comunicado que su producto es un cosmético y no un biocida que cumple con los requisitos del Reglamento 1223/2009. En estos caso no tienen por qué etiquetarlo con el pictograma de inflamable al tener que seguir dicho reglamento.