Besugo: recetas y propiedades del pescado ‘rey’ para Navidad

Ya estamos cada vez cerca de Navidad y, por lo tanto, más cerca de acabar este olvidable 2020 que nos ha tenido tanto tiempo encerrados. Y cuando hablamos de las fiestas nos resulta inevitable pensar en nuestros amigos, nuestra familia y por supuesto, la comida. Días atrás, te explicamos el paso a paso de un pote asturiano y hoy te contaremos como preparar un típico plato navideño: besugo. Un pescado riquísimo y muy típico en estas épocas. Aquí te explicaremos sus propiedades y, por si aún no has elegido tu menú de Nochebuena, te contamos algunas maneras de cocinarlo.

El besugo (paguellus bogaraveo) es un pescado muy sabroso de la familia de los espáridos que puedes encontrar en los mercados desde noviembre hasta marzo. Se pesca principalmente en el Mar Cantábrico, aunque excepcionalmente pueden hallarse algunos ejemplares en el Mediterráneo. En navidades suele estar un poco más caro que de costumbre, ya que es cuando más lo consume. Se puede preparar de maneras muy diferentes y queda estupendo acompañado tanto por patatas como por ensalada. Un alimento muy nutritivo

Besugo a la bilbaina

w700 BESUGO1 collage Moncloa

Ya hemos explicado como cocinar besugo a la donostiarra. Entonces ahora es el turno de contaros como se prepara el besugo a la bilbaína. Porque si hay algo que tiene el País Vasco de maravilloso es su comida, sea en Donosti, en Bilbao o en cualquiera de sus pueblos.

  • INGREDIENTES (4 personas)
  • 1 besugo de 1 kg
  • 1 pimiento rojo morrón
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • 1 punta de guindilla
  • Una hoja de laurel
  • 1 limón
  • Perejil picado, sal y pimiento

Elaboración: Colocamos el besugo en una fuente para horno y le ponemos sal, pimienta, aceite de oliva y limón. Le echamos unas hojas de laurel por encima y lo colocamos en la parte media del horno precalentado a 200 grados. Lo dejamos 20 minutos. Mientras tanto salteamos en la sartén ajo, pimiento y guindillas. A mitad de la cocción echamos el sofrito sobre el besugo y espolvoreamos con perejil. Finalmente tapamos con papel aluminio y esperamos que acabe de cocinarse. ¡Eso es todo! Rápido, fácil y con mucho sabor.