martes, 19 enero 2021 16:30

La OCU alerta: esto es lo que pasa con las mascarillas quirúrgicas

Una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha dado unos resultados inmensamente reveladores sobre el uso de las mascarillas. El informe muestra que el uso de las mascarillas quirúrgicas como las desechables y las reutilizables se están prolongando por mucho tiempo de lo estipulado, puesto que las primeras tienen una media de uso de 12 horas, mientras que las segundas pueden ocupar unas 13 horas previo a su lavado. Así mismo, las FFP2 21 horas, solamente pueden ser utilizadas por un tiempo máximo de 4 horas, esto según lo determinado por el Ministerio de Sanidad.

Los resultados de la encuesta dirigida a 1.012 personas son tajante, por lo cual la OCU ha establecido que son verdaderamente “muy preocupantes”, ya que la utilización de todo tipo de mascarilla por encima del tiempo adecuado “compromete la eficacia de su filtración y consecuentemente aumenta el riesgo de transmisión de la Covid 19”. Dicen desde la organización.

La OCU profundiza su preocupación por lo siguiente: “Pero es que, además, según se prolonga su tiempo de uso aumenta de forma proporcional la presencia de gérmenes en su superficie exterior, un riesgo añadido en caso de manipulación inadecuada de la mascarilla al quitarla y ponerla“.

Para la OCU, la sobreutilización es provocada por el impresionante costo que repercute en muchas familias, con lo cual su pedido es reiterativo para el Gobierno: El precio de las mascarillas quirúrgicas debe reducirse; así mismo, deben establecerse precio máximos tanto para las higiénicas como para las FFP2. Por otra parte, la organización contempla que el reparto sea gratuito para el 10% de familias más vulnerables económicamente.

Por ejemplo, la utilización de mascarillas para una familia compuesta por cuatro personas, añadiendo un IVA al 4%, originaria un coste mensual de 40 euros en el caso de usar las máscaras higiénicas desechables (1 diaria). Por esta razón, la OCU sostiene que este pedimento debe ser afianzado, con lo cual ha apoyado firmemente la campaña  #mascarillasparatodos.

La encuesta muestra que los hogares españoles tienen un gasto promedio de 32 euros mensuales en mascarillas, teniendo una inclinación en aquellas de un solo uso o no reutilizables. Cabe señalar, que por lo menos 4 de cada 10 consumidores, escogen a las quirúrgicas o higiénicas desechables como la alternativa  de preferencia.

Pese a que las estadísticas marcan que es cotidiano combinar varias clases de mascarillas. El estudio ha corroborado que el 57% de los usuarios usa mascaras desechables, esto en detrimento del 42% que prefiere las de protección individual (mascarillas FFP2 o FFP3), independientemente que sean desechables o reutilizables.

También, un 11% se inclina por las mascarillas caseras o textiles no homologadas. En tanto, las mujeres muestra más interés por los modelos reutilizables o lavables.