lunes, 15 agosto 2022 20:44

Así puedes adelgazar más rápido si haces ejercicio con frío

Bajar de peso es una de las metas más habituales que nos solemos poner a principios de cada año. Este 2021 ha comenzado con una ola polar que esta afectando a todo el país. A simple vista, las condiciones climáticas no parecen propicias para realizar actividad física. Sin embargo, está científicamente comprobado que hacer ejercicio en un entorno frío es sumamente beneficioso y nos ayuda a adelgazar. El frío aumenta una proteína liberada por los adipocitos que se llama adiponectina. Esta proteína estimula la producción de grasa parda, que a su vez convierte las calorías en calor, lo cuál se traduce en una bajada de peso.

Vestimenta y rutinas adecuadas para el entrenamiento con frío

Si vamos a hacer ejercicio con este tiempo debemos utilizar la vestimenta adecuada. En primer lugar, intenta no llevar prendas de algodón ya que no absorben el sudor. Utiliza siempre ropa transpirable y vístete por capas. A su vez, elabora bien tu rutina antes de comenzar y haz todo poco a poco. Tu cuerpo puede tardar unos días en aclimatarse. Por otra parte, intenta nunca parar completo; realiza series de recuperación activa. Y por último, lo más importante, tómate tu tiempo para el calentamiento. Si sigues estos consejos tu báscula lo notará ya que perderás peso en muy poco tiempo.

Wim Hof: el hombre de hielo

¿Crees al ser humano capaz de aguantar dos horas sumergido en hielo sin que se altere la temperatura corporal? Creíamos que no, pero el holandés Wim Hof nos ha demostrado que sí es posible. El atleta holandés de 61 años ha batido un récord Guinness al nadar 57 metros y medio bajo hielo en un lago en Finlandia. Años más tarde corrió media maratón en la nieve. Actualmente, varios gimnasios en el mundo emplean el “método Wim Hof”(WHM), un ejercicio de exposición al frío que combina técnicas de respiración y meditación.

“Empecé a experimentar con agua fría los 17 y encontré una conexión con mi fisiología nueva que no estaba en los libros. Desde ahí empecé a experimentar más desafíos hasta que pude estar de 5 a 7 minutos sin respirar debajo del hielo. Después de haber respirado profundamente 30 o 40 veces sin más y subir la tensión interna, la electricidad, la oxigena para hacer la fisiología alcalina y completamente conscientemente en control, pude tomar un último respiro y bajar. Y así cada día en el invierno”, contó Hof a Isra García en su podcast.