jueves, 30 mayo 2024

Matías Prats: las veces que ‘vaciló’ en pleno informativo

Matías Prats es por el excelencia el gran referente de los informativos españoles. Millones de personas suelen sentarse frente a la pantalla del televisor y sintonizar el telediario para escuchar las noticias del día contadas por el. No caben dudas de que Matías ha elegido la profesión que mejor le sentaba y también esa que lleva en los genes. Su padre, Matías Prats Cañete, es considerado uno de los mejores periodistas de la historia española por sus labores tanto en radio como en televisión. A su vez, su hijo, también llamado Matías, es actualmente presentador de la sección de deportes de los informativos de Telecinco. Toda una dinastía de periodistas.

Matías Prats Luque estudió primero derecho y luego se graduó como Licenciado en Periodismo en la Universidad CEU San Pablo. En un principio Prats Cañete no quería que su hijo siguiese sus pasos, pero el destino se impuso y Matías terminó desarrollando la vocación que traía en la sangre. En 1975 comenzó a trabajar como colaborador en La 2, luego pasó a presentar programas deportivos hasta acabar siendo la principal figura de los informativos de La 1. A fines de la década del 90 fichó por Antena3 y allí continúa. Toda una vida dedicada la televisión. Sin embargo, Matías Prats es también un ser humano y, a pesar de su gran talento como presentador, a veces se equivoca. Aquí repasaremos algunas situaciones en las que vaciló frente a cámara en pleno directo.

4
El rescate a su compañera

Hasta ahora hemos mencionado los errores de Matías Prats, pero para compensar es justo que mencionemos también algún acierto. El pasado fin de semana, la presentadora Mónica Carrillo fue noticia por un incómodo momento que le tocó vivir en mitad del directo: un ataque de tos. Porque aunque a veces pensemos que son robots, los presentadores de noticias son personas al igual que nosotros y les pueden suceder estas cosas.

Mientras estaba hablando sobre la situación actual de la pandemia de Covid-19 en España, a Carrillo le agarró un fuerte ataque de tos que le impidió seguir adelante con la noticia. «No puedo a hablar», llegó a decir. Y allí fue cuando salió a su rescate Matías Prats, que continuó con lo que estaba diciendo su compañera. Una vez que todo pasó, Carrillo se lo tomó con mucho humor. «No fue una almendra», publicó en su cuenta de Twitter, haciendo referencia a la situación que meses atrás vivió el funcionario Fernando Simón en medio de una comparecencia.

Siguiente