martes, 2 marzo 2021 18:48

Unidas Podemos se inclina por nacionalizar AstraZeneca y las vacunas

La disputa entre la Unión Europea y las farmacéuticas en torno al suministro de las vacunas ha dado material para Unidas Podemos, que se había mantenido en un perfil bajo de comunicación al respecto. Vuelven a la carga con su idea de aire comunista de nacionalizar la producción de vacunas. El último en apuntar hacia esa vía para, según la formación morada, asegurar que la población cuenta con las dosis necesarias ha sido Juan Carlos Monedero, fundador del partido y apartado por éste hacia el Instituto 15 de Mayo. En una publicación en su perfil de Twitter que se ha viralizado como la espuma, el politólogo pide nacionalizar las vacunas y fabricar genéricos.

“Si una farmacéutica incumple el contrato, a pesar del mucho dinero público recibido, y si además la vacuna no llega al 85% de los países -algo absurdo en un mundo globalizado- ¿a qué estamos esperando para apelar al interés general, nacionalizar esas vacunas y fabricar genéricos?“, apunta el fundador de Unidas Podemos.

No es la primera vez que desde Unidas Podemos se apunta como solución para la crisis de suministro de las vacunas nacionalizar la producción. El miércoles 27 de enero, en cuanto saltaron las alarmas con los problemas entre proveedores y gobiernos europeos y regionales, la formación insistía en esa idea. “El incumplimiento de entregas de las vacunas vuelve a poner de manifiesto la importancia de lo público. Una vacuna fruto de investigación pública no dependería de la avaricia de las farmacéuticas y estaría al servicio de la salud de la ciudadanía, no del mejor postor. #Right2Cure“, publicaba.

Precisamente han apoyado esta iniciativa abiertamente: aboga por universalizar la vacunación y que no se convierta en un privilegio. Eso sí, con nacionalización.

NACIONALIZAR, EL VERBO FAVORITO DE UNIDAS PODEMOS

Dado su programa económico, cada vez sorprende menos que la única alternativa que propone Unida Podemos ante cualquier conflicto con una empresa sea nacionalizarla. La formación liderada por Pablo Iglesias defiende este método para todos los órdenes económicos.

Así, recientemente hemos asistidos a su petición, con la boca pequeña ahora que están en el Gobierno, para nacionalizar una empresa eléctrica como solución mágica para bajar el precio de la luz. Por supuesto, rebajar los impuestos que mermarían el sangrado de cada factura no entra dentro del canon económico de Unidas Podemos. En esta medida, por supuesto, se han encontrado con la oposición del ‘ala socialista’. La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha afirmado a este respecto que no considera buena idea “nacionalizar o crear una compañía pública de energía”, sino “todo lo contrario”. Su reivindicación viene de lejos.

A raíz del conflicto laboral en Alcoa y Nissan al inicio de la pandemia, Unidas Podemos recuperó otra vieja reclamación de su espíritu comunista: nacionalizar las empresas. En este caso, aquellas que no mantengan la actividad si han recibido ayudas públicas para su instalación y mantenimiento en una región. Según la Proposición No de Ley de la formación en el Congresos, si la empresa no cumple, se estudiaría su viabilidad para “apoyar técnica y financieramente a sus trabajadores y trabajadoras en la adquisición de la empresa, si así lo deciden”.

LAS OTRAS NACIONALIZACIONES

El gusto por el verbo nacionalizar de Unidas Podemos también apunta a otras reclamaciones históricas del republicanismo más radical: nacionalizar los bienes inmatriculados de la Iglesia. Como por ejemplo la Mezquita de Córdoba. También apuntan a utilizar Red.es como una nacionalización de las telecomunicaciones. Para que esta opción sea viable, impondrían un canon a las operadoras privadas. Este actuaría, salvando las distancias, como el canon que ahora pagana las televisiones privadas para que TVE no sea competencia en el pastel publicitario.

Otro de los objetivos de la formación de Pablo Iglesias y Monedero no podrá cumplirse: utilizar Bankia como un banco público. Lo que aún pueden conseguir sería nacionalizar los sectores naval y metalúrgico, el del taxi o el del agua.

Asimismo, Unidas Podemos también ha hablado en más de una ocasión de la posibilidad o el estudio para la nacionalización de las residencias de mayores y centros sociosanitarios.