domingo, 20 junio 2021 05:42

Vox saca partido a las agresiones y podría dar el ‘sorpasso’ al PP y a Ciudadanos

Los sondeos internos no mienten, al menos el último del PSC al que ha tenido acceso MONCLOA.com. Desde Vox, no ven mal las provocaciones que sufren en Cataluña ya que refuerza su imagen de “la resistencia” en la autonomía. El odio que despierta la formación de Santiago Abascal entre los independentistas ha llevado a que haya encuestas en las que no solo se habla de un sorpasso de Vox al Partido Popular, sino que se tantea la posibilidad de que Ignacio Garriga se convierta en el líder de la derecha constitucional, dejando a un lado incluso a Ciudadanos. Cuantas más agresiones, más quedará claro que el partido que se enfrenta al separatismo en Cataluña es Vox, y no la “derechista cobarde”. El ambiente en la formación es de celebración, pues se huelen lo que se avecina.

Es tal la emoción que viven en Vox, que hasta el PP tiembla cada vez que ve en las redes sociales cómo los actos electorales de la formación se entremezclan con piedras y agresiones de los independentistas. Abascal se ha puesto manos a la obra. Pese a que Garriga no es precisamente un candidato con mucho carisma o tirón mediático, ha conseguido que Vox sea el centro de la campaña electoral. Si no aparece un radical encima de una furgoneta donde van dirigentes de Vox, aparece la policía conteniendo a un grupo de manifestantes que arrojan piedras y botellas a los votantes de la formación de Abascal. Y todo eso mezclado con noticias como que los Mossos D’Esquadra han dado la orden interna (verbal) de no cargar contra los independentistas durante los actos electorales del partido de extrema derecha y que TV3 no le ha dedicado ni un minuto a Vox en su canal, mientras que ERC o Junts per Cat han tenido todos los que han querido.

Todo esto hace que, mientras los sondeos publicados apuntan a que Vox podría superar en votos y escaños al Partido Popular, haya sondeos internos, como el del PSC al que ha tenido acceso en exclusiva este medio, que apuntan a que también podría superar a Ciudadanos y convertir a Garriga en el líder de la oposición constitucionalista conservadora. Y todo empujado por los independentistas radicales, que no hacen más que dar alas a un partido que se ha convertido en el centro de las agresiones en Cataluña. Hasta el dirigente de Ciudadanos Toni Cantó se ha posicionado a favor de Vox en un contexto complicado para su partido.

Entre tanto, en Vox el ambiente es de celebración. No solo saben que obtendrán un gran resultado en Cataluña, sino que son conscientes de que estas elecciones también serán las suyas. Los sondeos (y el CIS) apuntan a que Vox obtendrá los mejores resultados de su historia en los próximos comicios generales porque será el partido que más recoja el descontento de los ciudadanos tras la pandemia. Confinamiento, crisis económica y rabia serán los pilares que aúpen a Vox a los más de 60 diputados de media en el Congreso de los Diputados, según el criterio de sociólogos consultados por MONCLOA.com

“Dentro de una semana, miles de catalanes protagonizarán una gesta histórica votando por la recuperación de su libertad, de su seguridad y de su prosperidad”, han declarado desde la cuenta oficial de Vox en un alarde de lo que todos esperan en el partido. Y sobre los apoyos que darán o dejarán de dar, también se han posicionado en boca de su vicepresidente de acción, Jorge Buxadé. “La única coalición que vamos a apoyar en Vox es la Gran Coalición con los propietarios que quieren defender sus viviendas, los autónomos, pequeños empresarios, trabajadores y familias”, ha asegurado Buxadé.

El peor parado de toda esta contienda electoral de la que Vox está sacando beneficio no es precisamente el Partido Popular. Es probable que el PP acabe en números rojos y detrás de Vox, pero Ciudadanos podría convertirse en un residuo de lo que era, dado que tanto Vox como ERC como Junts per Catalunya podrá robarle votos de todos. El sondeo interno del PSC desató el pánico no solo en el partido del exministro de Sanidad Salvador Illa, sino que Ciudadanos ha visto el abismo al que se aproxima en las próximas elecciones autonómicas.

PÁNICO EN LOS SONDEOS

Según las últimas encuestas, el PP puede tener opciones de sobrevivir al examen catalán, pero hay algunos sondeos que han inyectado el miedo en Génova. Los que sí es evidente es que el porcentaje de votos hacia el PP y hacia Vox es muy similar y cabe la posibilidad que el proyecto de Garriga dé la sorpresaSegún una última encuesta de NC Report para La Razón, Vox obtendría el 6% de los votos (con siete diputados) y el PP obtendría un 6,7% (con ocho escaños), un resultado excesivamente apretado.

Otra encuesta de Sociométrica para El Español mete aún más miedo en las expectativas de Casado. Según estos datos, tanto el Partido Popular como Vox obtendrían los dos un 5,8% de los votos de la derecha constitucionalista catalana, es decir, que ambos se quedarían con los mismos diputados, pero es evidente que muchas casualidades tendrían que darse para que las dos formaciones obtuvieran el mismo número de votos, por lo que habría sí o sí un ganador.

Podríamos hacer un repaso sobre todas las encuestas, pero todas apuntan a lo mismo. O el PP obtendrá una ligera ventaja o no se puede aclarar qué pasará por lo apretado que está el resultado. Génova los sigue de forma obsesiva, pero lo cierto es que en cuestión de un par de semanas se sabrá si el proyecto de un desaparecido Casado sirve de algo o no. Si no es así, hay muchos candidatos del PP que están más que dispuestos a ofrecer una alternativa conservadora a Casado, incluso antes de que se celebren las elecciones generales de 2023.