jueves, 17 junio 2021 07:47

Ayuso gana puntos sobre Camíns para hacerse con el PP de Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha ganado puntos para hacerse con el Partido Popular de Madrid. Fuentes consultadas por MONCLOA.com apuntan a que Génova ha cambiado de criterio respecto a quién debe apoyar Pablo Casado para presidir el PP de Madrid. Antes, la senadora y secretaria general del partido en la capital, Ana Camíns, era la opción preferida por la directiva por tratarse de un perfil moderado que evitaba el conflicto. Sin embargo, Ayuso se ha convertido en una dirigente autonómica por la que se manifiestan hasta en Castilla-La Mancha, algo que ha hecho que Génova cambie de criterio. La nueva línea es valorar que un perfil tan conocido y reputado en el plano liberal como Ayuso puede dar un empujón al PP de Madrid, el nuevo feudo popular por el que se hace campaña hasta en Cataluña. Y Ayuso ahora empieza a ser vista con otros ojos.

Esto no significa que se descarte por completo la candidatura de Camíns, que sigue siendo valorada por otros aspectos. El cambio de criterio de Génova no viene motivado porque no guste el perfil de Camíns para presidir el PP en la capital, sino por reforzar las carencias del liderazgo de Casado llevando a primera línea a caras conocidas y respetadas en el plano liberal. De hecho, las fuentes consultadas deslizan que el hecho de que Ayuso gane poder en el partido no es una decisión que agrade a Casado, pero que sí que entienden que puede ayudar a reforzar la imagen de un PP cuestionado por los suyos. A falta de un liderazgo fuerte, consideran que podría ser una buena idea llevar a otros barones del PP a dar un paso adelante.

Rodear a Casado de un equipo con perfil moderado no es una opción que gane peso con el paso del tiempo. De hecho, de cara a los comicios autonómicos del próximo 14 de febrero en Cataluña, el equipo del presidente popular ha tomado la decisión de acercarse a Ayuso para mimetizar la gestión del PP con la que ha hecho la presidenta de la Comunidad de Madrid. Ayuso es un activo importante para el PP y darle más poder en el partido podría ser positivo, según el criterio de la directiva, el problema es no darle demasiadas alas como para que pueda comerse la imagen del propio presidente.

El problema es qué hacer con Camíns. Pese a que se valore la opción de evitar que la secretaria general del PP de Madrid se haga con la presidencia, esto no significa que no sea un activo importante para Casado y para Génova. Si no le dan este puesto, es posible que la premien con otro, tal y como deslizan las fuentes. Sigue estando en el partido, pero las últimas informaciones apuntan a que Ayuso ha cogido la delantera por el peso nacional que ha adquirido con el paso del tiempo y con la gestión de la pandemia. Que se manifiesten clamando por ella en un pueblo de Castilla-La Mancha ha hecho mella en Génova y consideran que es un activo al que le pueden sacar mejor partido. Sin más.

En un principio, las fuentes consultadas apuntaban a que Camíns quería mantener un perfil bajo por miedo a las posibles represalias que tomara Ayuso. Sin embargo, otras fuentes apuntan a justo lo contrario, que ambas mantienen desde hace tiempo una buena relación y que no hay en ningún caso tensión por ver cuál de las dos se hace con la presidencia del PP de Madrid. En cualquier caso, en este enfrentamiento hay solo una persona que se ha quedado fuera, y es el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, quien ahora no pasa por su mejor momento.

Entonces, ante lo que algunas fuentes consideran que era un enfrentamiento directo entre Ayuso y Camíns, Almeida hizo acto de presencia y propuso una solución intermedia, que era una especie de presidencia a tres que coordinaran entre él, Ayuso y la secretaria general. Sin embargo, con el paso del tiempo, Almeida ha renunciado por completo a la presidencia del PP de Madrid, y más después de que Casado le fagocitara al convertirle en portavoz nacional del partido, una forma de someter el discurso independiente del alcalde y de sacar beneficio político de partido de todo lo que diga. Y si se pasaba, Casado siempre tenía la alternativa de darle un toque y pedirle que defendiera asuntos del partido con los que no tenía por qué comulgar.

Entre tanto, Ayuso sigue cosechando éxitos con su gestión de la pandemia e incluso con el Isabel Zendal mientras que Camíns se limita a mantener el perfil más bajo jamás visto en la política. Toda la actividad política de la senadora se ha limitado hasta ahora a meros retuits de información oficial del partido y alguna que otra entrevista gris en los medios de comunicación dada su importancia de cara al futuro político del PP de Madrid. Por lo demás, se mantiene ajena a todo para evitar generar cualquier polémica mientras Ayuso le come la tostada.