jueves, 25 febrero 2021 11:45

Podemos aprovecha el filón de Enrique López para degradar la imagen de la Justicia

El vicepresidente del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha encontrado un filón para volver a intentar desprestigiar la imagen de la Justicia española. La orden interna es lanzar mensajes que asemejen al Consejo General del Poder Judicial con un poder nada independiente. Deslizar que los jueces directamente no piensan por su cuenta, sino que tras ellos hay intereses relacionados con los partidos políticos. El nuevo filón que van a explotar Iglesias y los suyos es Enrique López, el consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid que se ha visto inmiscuido en la trama Bárcenas después de que el extesorero del Partido Popular le haya metido en el ajo. 

López tiene todos los elementos necesarios que buscan los dirigentes de Unidas Podemos para asemejar la Justicia española con algo corrupto y al servicio de los intereses de unos pocos. En 2015 fue apartado del caso Bárcenas por su afinidad con el Partido Popular, algo que ya dejó entrever que los magistrados pueden estar relacionados con las formaciones políticas de forma más íntima de los deseable. También fue el mismo magistrado que condenó al rapero Valtonyc a tres años y medio de cárcel por delitos de enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona y además es a quien encargó Casado la negociación de la renovación del Consejo General del Poder Judicial. Si a esto le añadimos que ahora se ha conocido que mientras ejercía como juez, mediaba entre Bárcenas y el Partido Popular, Unidas Podemos tiene el trabajo más que hecho.

“El ex fiscal de la Aud Nacional y abogado del PP, Jesús Santos, dice que sí informó a Génova de la operación con Enrique López, entonces juez de la Aud Nacional, para evitar que Bárcenas cantara Cada dia aprendemos más sobre la independencia de la Justicia”, ha asegurado Enrique Santiago, dirigente de Unidas Podemos y líder del Partido Comunista Español (PCE). Pero esto es solo una muestra de una estrategia cuyo pistoletazo de salida ha dado Iglesias.

Lo cierto es que Unidas Podemos no mantiene una relación buena con la Justicia. Fuentes de la formación morada consultadas por MONCLOA.com aseguran que Iglesias “no perdona” al CGPJ que le hayan mandado varios comunicados mandándole callar por sus declaraciones institucionales contrarias a los intereses de Unidas Podemos. Al mismo tiempo, el vicepresidente segundo del Gobierno responsabiliza directamente a la Justicia de una persecución injustificada que busca echarles del Ejecutivo.

“Juez/político Enrique López: Apartado en 2015 del caso Bárcenas por cercanía al PP; Condenó a Valtonic a 3,5 años; Consejero de IDA; “Negociador” de Casado para la renovación del CGPJ; Mientras ejercía como juez, mediaba entre Bárcenas y el PP. Normalidad democrática”, ha comentado el vicepresidente del Gobierno.

El caso Dina, el caso Neurona o la relación de Podemos con la Fiscalía Anticorrupción (por la íntima relación que mantenían la abogada de la formación morada Marta Flor y el exfiscal de Anticorrupción Ignacio Stampa) son algunos ejemplos de esa “persecución” que sufre Iglesias, según su criterio. Su primera estrategia fue azuzar el concepto lawfare, algo que nació en Brasil por la utilización presunta de las instituciones judiciales para acabar con el expresidente del país latinoamericano Lula Da Silva. Pero ahora Enrique López se ha convertido en una herramienta mucho mejor para conseguir sus objetivos.

Atacar a López para, de rebote, atacar a la Justicia tiene, además, un daño colateral que gusta a Unidas Podemos: que dañan directamente a la administración autonómica de Isabel Díaz Ayuso, ya que eligió a López como consejero de Justicia y no hay visos de que le vaya a sacar de ahí tras conocerse que medió entre Bárcenas y el PP en un momento en el que ya se sabía que el extesorero podía tirar de la manta.

Todo esto se enmarca en un momento en el que Iglesias no ha sido capaz de desprenderse del todo de la Justicia. Puede que el caso Dina haya llegado a buen puerto para Unidas Podemos dado que todo depende de que quien sufrió el robo de la tarjeta de memoria con contenido sensible para Iglesias, Dina Bousselham, la exasesora del líder de la formación morada, denuncie a quien le ha puesto un periódico. Pero el caso Neurona sigue dando coletazos sobre la financiación del partido de Iglesias. Eso sin hablar de que hay abogados que han filtrado que Irene Montero, la pareja de Iglesias y la ministra de Igualdad, ha utilizado a una directora general de su ministerio para cuidar de su hija. 

ENRIQUE LÓPEZ, EL POLÉMICO MAGISTRADO

El PP ha asegurado este martes que el consejero madrileño y secretario de Justicia e Interior del PP, Enrique López, no ha llevado a cabo “ningún tipo de negociación” con el extesorero Luis Bárcenes y que se limitó a poner en contacto a un empresario con el abogado del Partido Popular, Luis Santos.

Según informa ‘El Mundo’, López puso en contacto al abogado del PP en la causa por la ‘caja b’ del partido con un empresario, Agustín D., que hizo de enlace con Bárcenas. El diario habla de la celebración de una docena de encuentros entre ambos desde finales de 2017 y 2019.

Fuentes cercanas a López, que es consejero de Interior, Justicia y Víctimas del Terrorismo de la Comunidad de Madrid, ya confirmaron anoche esta información, señalando que, al inicio de estos encuentros, el entonces juez de la Audiencia Nacional se limitó a poner en contacto a dos desconocidos.