domingo, 7 marzo 2021 23:47

Ciudadanos busca culpables a la debacle en Cataluña y convoca un comité de urgencia

Las encuestas se equivocaron con Ciudadanos. La debacle ha sido peor de lo esperado y se deja 30 escaños en el Parlament y un ‘sorpasso’ de Vox. Tras el cierre de los colegios electorales, los sondeos apuntaban a una caída a los diez u once escaños, pero se ha quedado con apenas seis.

Es una de las mayores caídas de una formación en Cataluña desde las primeras elecciones, más cuando venía de ganar las autonómicas de 2017. En este 14-F, Ciudadanos se ha quedado con la séptima plaza y tan sólo el 5,5% de los votos totales.

La formación pretende ahora buscar culpables en un comité ejecutivo convocado de urgencia. Todo apunta a Carlos Cuadrado, jefe de campaña, que ha tenido sonados patinazos en las últimas dos semanas, el más grave utilizar una imagen prohibida para fines políticos al inicio de la contienda electoral.

“NO HEMOS SABIDO MOVILIZAR EL VOTO CONSTITUCIONALISTA”

Carrizosa y Arrimadas han lamentado la bajísima participación y han asegurado que seguirán “defendiendo” a todos los catalanes de cara a los próximos cuatro años que se “avecinan duros”.

“Vamos a defender a todos los que nos han votado, pero también a los que se han quedado en casa”, han asegurado ambos tras consumarse el sonoro batacazo. “Vamos a seguir siendo dignos representando a quienes se sienten catalanes, españoles y europeos”, han señalado. Al mismo tiempo, han apuntado que no han sabido movilizar al electorado constitucionalista, dejando así la puerta abierta a una mayoría independentista en el Parlament, en votos y en escaños.

Además, Cuadrado es uno de los pocos supervivientes de la era de Albert Rivera, un hecho que podría pasarle factura si los ‘naranjas’ comenzaran a tomar decisiones de calado. El bajonazo les deja a la altura del PPC y casi la mitad de escaños que Vox, que entra por las cuatro provincias y la victoria en dos municipios catalanes.

COMITÉ DE URGENCIA

Carlos Carrizosa, cabeza de lista en estas elecciones, había llamado horas antes de comenzar el escrutinio a la movilización del electorado. Ahora, los independentistas no solo han ganado, sino que han obtenido su ansiado 50%. Una situación que tensa aún más la cuerda política en Cataluña.

“El constitucionalismo tiene que movilizarse si es que queremos abrir una nueva etapa en Cataluña de convivencia y cambio”, ha señalado Carrizosa.

Con esta debacle, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha convocado un comité de urgencia a las 19.00 horas tras haber lamentado, por boca de Nacho Martín Blanco, tercer cabeza de lista de la formación en estas elecciones, la caída estrepitosa de la participación, muy cercana a la más baja de la historia, en 1992. La formación dará cuenta de los resultados poco después de tener el 100% escrutado.

CARLOS CUADRADO ASEGURABA QUE TODO SE DECIDÍA POR UN ESCAÑO

Cuadrado aseguraba hace unos días que su intención era poner en “un brete” al PSC. “Obligarle a elegir entre tripartito o constitucionalismo”, afirmaba.

Asimismo, consideraba que Cs estaba en condiciones de constituir una “mayoría constitucionalista” por un escaño. “Ya ganamos las elecciones en el 2017, pero no fue suficiente, y lo que buscamos es que nuestro resultado, sea el que sea, sea útil, que sume para poder formar gobierno en Cataluña”, apuntaba.

Además, indicaba que las encuestas internas de Ciudadanos arrojaba la victoria constitucionalista “por un escaño”. Ese diputado en juego se decidía entre los ‘naranjas’ y la CUP. No obstante, los independentistas de Dolors Sabater han sacado nueve escaños, tres más que Ciudadanos. “Es más que posible, siempre que los constitucionalistas vayamos a votar”, se respaldaba.

A su juicio, cree que los partidos tienen “ciclos”. “En el 2017 la política catalana estaba muy polarizada y votaron cerca de un 80% del cuerpo electoral. Si así fuera en la actualidad, seguro que Cs conseguiría un buen resultado”, concluía según publicó El Catalán.