domingo, 7 marzo 2021 19:44

El PSC critica el pacto del independentismo, pero ‘olvida’ su cordón sanitario contra el PPC

El pacto de los principales partidos independentistas a falta de tres días para las elecciones autonómicas en Cataluña ha levantado ampollas en el PSC. “Es la foto de Colón del independentismo“, ha asegurado Salvador Illa, candidato socialista a la Generalitat este próximo domingo, 14-F.

“Un episodio más de la bronca y la confrontación”, para “perpetuar más de lo mismo”. Así de descriptivo se ha pronunciado el exministro de Sanidad sobre este documento elaborado por la Assemblea Nacional Catalana (ANC), y por el cual ningún partido firmante podría pactar con el PSC para gobernar en Cataluña.

Este pacto echa por tierra la posibilidad de un posible acuerdo entre Illa y Pere Aragonés, líder de ERC, pese a que ambos han asegurado que no habrá alianza. Sin embargo, fuentes políticas han asegurado a MONCLOA.COM que tanto ERC como el PSC sí habían sellado una coalición, con el apoyo de En Comú Podem desde fuera del Govern.

ERC TENÍA UN PACTO CON EL PSC EN JUNIO

El pacto entre ERC y PSC fue fruto de las negociaciones de Miquel Iceta, excandidato por primarias del PSC y ahora ministro del Gobierno de Pedro Sánchez. Con Salvador Illa y su ‘efecto’, ERC puso tierra de por medio porque “el PSC iba en serio en Cataluña”. “Con Iceta, Esquerra se hubiera comido al PSC“, afirman fuentes conocedoras de la situación. “Illa ha supuesto una seria amenaza para los republicanos de Pere Aragonés y Oriol Junqueras”, han señalado.

El candidato socialista ha tratado de esquivar los ataques por no haberse una PCR en el debate en TV3 con este nuevo pacto independentista, que ya circulaba días antes y que hasta este miércoles no fue firmado por ERC. Los republicanos independentistas han preferido que sea Sergi Sabrià quien rubricará el texto de la ANC, aunque Aragonés no ha puesto pega alguna si hubiera tenido que hacerlo él.

EL PACTO DEL TINELL Y EL INICIO DEL PROCÉS

Con todo, los socialistas catalanes han olvidado del ‘pacto del Tinell‘, el cordón sanitario firmado contra el PPC. Fue el 14 de diciembre de 2003, con José Zaragoza, actualmente diputado del PSOE, como secretario de Organización del PSC, el mismo cargo que tiene Illa dentro de la formación. En un principio el pacto fue sellado por ERC e Iniciativa Per Catalunya (ICV) -ahora en la confluencia catalana de Unidas Podemos-.

Ningún acuerdo de gobernabilidad con el PP, ni en la Generalitat ni en el Estado. Los partidos firmantes del presente acuerdo se comprometen a no establecer ningún acuerdo de gobernabilidad -acuerdo de investidura y acuerdo parlamentario estable- con el PP en el Govern de la Generalitat. Igualmente estas fuerzas se comprometen a impedir la presencia del PP en el gobierno del Estado, y renuncian a establecer pactos de gobierno y pactos parlamentarios estables en las cámaras estatales”. Este texto fue firmado por los socialistas y que aún se cumple en Cataluña, como se ha podido observar en las pasadas elecciones municipales en Badalona, donde el PSC llegó a pactar con la CUP para evitar que Xavier García Albiol ostentara la alcaldía.

“Ese día, el catalanismo reformista del PSC tomaba, junto con ERC e ICV-EA, las riendas del país”, escribía Zaragoza en un escrito recogido en la página personal de Miquel Iceta. En él se usaba el término país para referirse a Cataluña, el mismo lenguaje utilizado por el independentismo y nacionalismo catalán para referirse a la Comunidad Autónoma.

El ahora diputado continuaba: “Y contaba con un gran aliado: Zapatero, que en el 2004 llegó a la Moncloa y ratificó su compromiso con el proceso de reformas institucionales”. “Catalunya abandonaba el victimismo para proponer un Estado de las autonomías más moderno y federalista”, ahondaba Zaragoza.

JOSÉ ZARAGOZA DISEÑÓ LA FEROZ CAMPAÑA CONTRA EL PPC

A partir de ese día, “Zaragoza diseñó campañas para desprestigiar al PP en Cataluña“, señalan las fuentes consultadas. “Fueron campañas para demonizar al PPC, mientras el PSC pactaba con los independentistas”, han recordado. “El Procés se inició a raíz de este pacto”, remachan. Al frente de los ‘populares’ estaba Josep Piqué, que llegó a tildar de “fascista” a Zaragoza por rubricar el “pacto de la vergüenza”.

Por aquella época se estaba negociando las bases para reformar el Estatuto. Zapatero llegó a asegurar que votarían a favor del texto que trajera el Parlament de Cataluña, pero finalmente fue tumbado por el Tribunal Constitucional ya que, entre otras partes, se decía que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña era la última instancia judicial, por encima del Supremo y del propio TC; o que la lengua catalana era la única vehicular en Cataluña, entre otras.

El expresidente del PPC trataba de entablar el diálogo, con enmiendas al Estatuto, pero los “socialistas les excluyeron de las negociaciones”.

Aquellas campañas, añaden las fuentes, fueron atroces contra los ‘populares‘. Los insultos, la mayoría iniciados por los socialistas, eran una parte más del lenguaje.

Más de una década después, el propio Zaragoza continúa afirmando que se siente “más cómodo” pactando con ERC antes que el PPC. Lo dijo en 2017. Ahora, el diputado socialista carga las tintas contra los republicanos, mientras mantiene el cordón sanitario a los ‘populares’. Y con todo, el PSC aún mantiene los pactos en más de 40 municipios y la Diputación de Barcelona con los independentistas.