jueves, 17 junio 2021 06:55

Cataluña constituye todas las mesas tras subsanar la falta de material electoral y ausencias

Dos horas después de la apertura de los centros electorales se han podido constituir todas las mesas, según ha indicado el conseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, Bernat Soler.

La falta de material electoral, como las papeletas de algunos partidos políticos, junto con las ausencias en algunas mesas han sido los principales impedimentos para un normal desarrollo en el inicio de la jornada de este 14 de febrero en Cataluña.

Unas 230 mesas no se habían podido constituir con normalidad a su hora debido a la falta de papeletas. En total hay 9.179 mesas electorales. “No es por falta de material sanitario”, según ha afirmado la Consejería de Transparencia.

La hora límite para constituirlas todas era a las 10.00 horas. En este caso, la Junta Electoral ha emplazado a buscar a voluntarios para constituir las mesas si faltaba personal, pero el problema es ajeno a ellos. No se han enviado papeletas de algunos partidos políticos, sin que se haya dado a conocer su ideología.

Por otro lado, están llamados a las urnas este 14-F un total de 5.624.044 personas, de las que 270.000 han votado por correo. Una jornada marcada por las medidas de seguridad, que impiden a la prensa entrar por primera vez en los centros de votación.

En el dispositivo se han multiplicado tanto los centros de votación, 2.763, como las mesas, incluso se han habilitado pabellones deportivos, bibliotecas y centros culturales para evitar aglomeraciones.

Las colas se producen en el exterior de los colegios electorales, con distancias de 1,5 metros entre cada votante. Los Ayuntamientos y la Generalitat han contratado personal adicional para vigilar que se cumplan los requisitos.

En una comparación de cifras, el 21-D de 2017 también hubo problemas en un 3% de las mesas electorales.

AUSENCIAS DE PERSONAL

Hasta ahora la gran preocupación era si habría ausencia de presidentes y vocales, junto a sus suplentes, para abrir los centros sin incidencias. En total estaban llamados más de 89.000 personas, pero más de 35.000 han presentado alegaciones, 65% de ellas aceptadas por la Junta Electoral (23.311).

La Generalitat ha llegado a sopesar la posibilidad de no dar los datos electorales al cierre de la jornada si no se constituían todas las mesas electorales, posponiendo el resultado dos días después de la votación.

“El 100% de las mesas electorales se podrán constituir con los datos que tenemos hoy”, afirmaba la Generalitat, sin embargo en la jornada de este 14-F el plan inicial presenta ya fallos.

Si los llamados a abrir los centros de votación no acudían, la Junta Electoral Central (JEC) diseñó una improvisación de última hora para repartir a los suplentes por los huecos que faltaran por llenar en presidencias o vocalías de mesa.

Además, a estos suplentes se les podía reubicar en otros centros fuera del municipio, aunque esta posibilidad era remota ya que antes se designa a uno de los primeros votantes, si la edad lo permite, y de forma voluntaria.

Las juntas electorales han sufrido colapsos a lo largo de los últimos días dadas las alegaciones presentadas. Quienes no habían recibido respuesta se debían presentar a las 8:00 horas de este domingo.

LA FISCALÍA ACTUARÁ EN CASO DE INCOMPARECENCIA

Por su parte, la Fiscalía podrá actuar por la ausencia y el esclarecimiento de la posible responsabilidad penal de los miembros de la Mesa o de sus suplentes que no comparecieron. Los presidentes y vocales, así como sus suplentes, podrían ser multados y condenados a entre tres meses y un año de prisión.

En día de elecciones, los miembros de las mesas electorales que se ausenten podrán ser condenados a dos años de prisión si dificultan su labor o si causan “manifiesto perjuicio a un candidato“. Además, en caso de un pucherazo electoral, las penas alcanzan los siete años de cárcel.

EL TSJC NO APLAZÓ LAS ELECCIONES

El presidente en funciones, Pere Aragonés, firmó el pasado 21 de diciembre el decreto de convocatoria de elecciones, una medida improvisada por la Generalitat ya que ha intentado aplazarlas apenas un mes después.

La pandemia no cesaba y el 15 de enero, con los casos multiplicándose en Cataluña en plena tercera ola, hubo reunión de partidos para intentar hacer las elecciones el 30 de mayo.

Sin embargo, tras un recurso de formaciones afines al PSC, el TJSC suspendió este decreto y mantuvo las elecciones este día.