martes, 9 marzo 2021 02:05

Zapatillas con placa de carbono: mitos y verdades

Aquellos que entrenan a diario para competición o salen a correr para prepararse para maratones y pruebas amateur seguro que han escuchado sobre las zapatillas con placa de carbono: para unos, la forma más eficiente de maximizar el rendimiento; para otros, una tecnología que engaña y por lo tanto debería ser considerada ilegal. Las super zapatillas que ya comercializan marcas como Nike siguen generando una gran controversia en el mundo running. ¿Son legales o ilegales? ¿Mejoran realmente el rendimiento del deportista? ¿Cómo funcionan? ¿Son para todos los pies? Analizamos las zapatillas con placa de carbono, sus mitos y las verdades que hay detrás de esta innovación en el diseño del calzado deportivo.

¿QUÉ SON LAS ZAPATILLAS CON PLACA DE CARBONO?

¿A qué se refiere el término super zapatillas en el argot runner? ¿Qué diferencia a las zapatillas de correr de siempre con estas zapatillas con placa de carbono? ¿Qué le aporta éste material? Las zapatillas modernas de las principales marcas de calzado deportivo innovan constantemente en materiales. La evolución es un proceso natural. Nike fue la primera en utilizar una placa de carbono en la plantilla de sus zapatillas para correr.

La ventaja que aporta este tipo de añadido reside principalmente en que da mayor sensación de confort al corredor, amortigua más el movimiento mecánico, hace más ligero el calzado y ofrece una mayor propulsión a la zancada al elevar la caña/altura del pie -hace que parezca tener una pierna más larga-. De ahí que para muchos sea engañar y mejorar del rendimiento de forma artificial, no por el esfuerzo del corredor. Algo así como un dopaje. Pero tecnológico.

carbono nike