domingo, 18 abril 2021 11:00

El virus que afecta a Morata y no tiene cura

La preocupación por la salud de Álvaro Morata está presente entre sus allegados, sus compañeros de equipo y, por supuesto, los fans del deportista. El jugador de la Juventus está pasando por un momento delicado que le está afectando profesionalmente. Regresó al equipo con las pilas cargadas, y comenzó en lo más alto obteniendo un impotente registro de goles que lo convirtió en uno de los favoritos. Sin embargo al cabo de unos meses, se percibió una bajada brusca y bastante repentina en su rendimiento, y lleva desde diciembre sin pisar el césped. Tras una serie de pruebas médicas para detectar el origen del problema, se le diagnosticó un virus bastante desconocido, que no tiene cura y con el que tendrá que convivir el resto de su vida.

EL CITOMEGALOVIRUS NO TIENE CURA

Se trata del citomegalovirus (CMV) un virus bastante común que parece estar relacionado con otros virus como el del herpes y la varicela, y que afectan a muchas personas pero sin llegar a presentar síntomas. Se propaga igual que la mayoría de los virus, a través de los fluidos corporales. Lo habitual es que no tenga consecuencias muy graves, aunque para un deportista profesional pueden suponer un handicap en su carrera. Algunos de los síntomas más habituales son los mareos, dolores de estómago o cansancio generalizado, producido por la bajada de defensas que causa la infección. Aunque no suelen presentarse con frecuencia, ni todos a la vez, en Álvaro Morata parece que sí están causando estragos, como la afición pudo comprobar en el partido de la semana pasada contra el Oporto. Al finalizar el encuentro, el delantero no pudo más y cayó desmayado.

Según explicó su entrenador Andrea Pirlo, el futbolista no está bien desde antes del partido, ya que había pasado unos días con fiebre y parece ser que no se recuperó del todo. Durante el juego fue capaz de mantener la energía, pero al terminar y relajarse sintió unos fuertes mareos y tuvo que tumbarse. A partir de ahora tendrá que cuidarse mucho más y aprender a convivir con un virus que debilita el sistema inmunitario. Seguro que con las pautas adecuadas podrá recuperar su rendimiento habitual.