jueves, 22 abril 2021 16:29

El perro ahorcado que acelera el endurecimiento de las penas de maltrato animal

Cada vez que salta una noticia de una aprensión de la Guardia Civil de un desalmado que maltrata a un animal, o se viraliza alguno de los vomitivos vídeos de gente haciéndole perrerías a los animales por diversión, en muchos casos constitutivas de delitos, vuelve el debate sobre el endurecimiento de las penas al maltrato animal. Recientemente, se ha conocido el caso de un padre y un hijo que ahorcaron a su perro porque “ya no servía para la caza”. No contentos con darle esa muerte al animal, lo tiraron a un barranco para evitar que se le encontrar con facilidad. Una testigo, que avisó al Seprona, y el chip que todavía llevaba el perro ahorcado, permitieron confirmar quiénes fueron los responsables.

Ambos detenidos están acusados de un delito de maltrato animal, a lo que suman los agravantes de ensañamiento y resultado de muerte. En cuanto al identificado por la Guardia Civil, también será acusado de los delitos de resistencia, desobediencia grave, amenazas y contra la seguridad de tráfico.

EL MALTRATO ANIMAL EN ESPAÑA SALE GRATIS

Sergio García Torres, a la sazón Director General de Bienestar Animal, ha reaccionado y prometido que pronto habrá penas más duras contra el maltrato animal.

“‘El perro no servía para cazar’ y por eso lo ahorcaron. Mi reconocimiento a @guardiacivil por la rápida intervención y detención de estos dos desalmados. Pronto el código penal será mucho más duro para este tipo de delitos”, publicaba en Twitter.

Aunque para muchos animalistas incluso ese pronto ya es tarde, pues se acumulan los casos de maltrato animal en España que quedan impunes o con penas irrisorias, esta reforma es precisamente uno de los elementos base para la creación, a instancias de Podemos y concretamente de Pablo Iglesias en persona, de la Dirección General de Bienestar Animal. El área, tradicionalmente asignada al Ministerio de Agricultura, fue una cesión menor de Sánchez a la causa animalista de Unidas Podemos.

LO QUE DICE EL CÓDIGO PENAL

El Código Penal (artículo 337) actual recoge como delito el maltrato animal, sancionable según el grado en el que se produzcan los hechos:

El art. 337. 1º tipifica como delito de maltrato animal ‘básico’: “Será castigado con la pena de tres meses y un día a un año de prisión e inhabilitación especial de un año y un día a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales, el que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente, causándole lesiones que menoscaben gravemente su salud o sometiéndole a explotación sexual”.

El art. 337.2 regula como delito de maltrato animal agravado: “Se hubieran utilizado armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida del animal. Hubiera mediado ensañamiento. Se hubiera causado al animal la pérdida o la inutilidad de un sentido, órgano o miembro principal. Los hechos se hubieran ejecutado en presencia de un menor de edad. “

La modalidad muy agravada (art. 337.3) se utiliza “si se hubiera causado la muerte del animal se impondrá una pena de seis a dieciocho meses de prisión e inhabilitación especial de dos a cuatro años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales”.

Por su parte, la zoofilia, o apedrear a un animal se considera maltrato animal leve, y por tanto solo implica una sanción económica. Los animalistas apremian a la Dirección General de Bienestar Animal que dirige el podemita Sergio García Torres a que se apruebe ya la reforma de la Ley de Bienestar Animal comprometida.

ASÍ DISTRIBUYE BIENESTAR ANIMAL SUS 4 MILLONES DE EUROS DE PRESUPUESTO PARA 2021

A pesar de que el político insiste en que pronto se contará con los recursos penales para que el maltrato animal no salga gratis, no hay noticias de que se avance en la tramitación de la esperada ley.

Es más, en la comisión de Derechos Sociales y Políticas Integrales de la Discapacidad de noviembre de 2020, Joseba Miren García Celada, subsecretario de Derechos Sociales y Agenda 2030, detalló el uso del presupuesto comprometido a esta Dirección General.

  • La creación de un registro coordinado de identificación animal, DNI animal, costará un millón de euros.
  • Un informe comparativo y jurídico de leyes de protección animal de países del entorno: 5.000 euros.
  • Se prevé un estudio comparativo de leyes autonómicas de protección animal y abandonos: 5.000 euros.
  • Un estudio técnico informático para la creación de bases de datos de animales domésticos: 5.000 euros.
  • Para el estudio de un plan nacional contra el maltrato animal: 2.000 euros.
  • Un estudio comparativo del impacto de la bajada del IVA veterinario: 3.000 euros (los presupuestos de 2021 no contemplan esta bajada).
  • El estudio de implementación de la campaña de Navidad contra el abandono animal: 50.000 euros.
  • Un estudio de apoyo a la ganadería y al lobo: 5.000 euros.
  • Subvenciones a protectoras y colectivos en defensa de los derechos de los animales: 3 millones de euros.