miércoles, 19 junio 2024

¿Está malo? Las críticas al postre que Dabiz Muñoz vende en los supermercados

Dabiz Muñoz es uno de los chefs más reconocidos de nuestro país. Cuenta con tres estrellas Michelin y esto hace que sus productos no sean aptos para todos los públicos, al menos, no para todos los bolsillos. Por eso, el grupo XO ha decidido realizar una colaboración con el Grupo Bimbo y elaborar una versión de las rosquillas más famosas: los Donuts.

Lo que en principio parecía una idea estupenda, parece que solo se ha quedado en eso. Y es que, una vez que los pruebas, el sabor no termina de convencer del todo debido a su extraña mezcla entre lo dulce y lo picante. Tienen un poco de todo y eso hace que, al final, se queden en nada. Esto es lo que opinan aquellos que ya lo han probado, pues el producto ya está disponible en tiendas y supermercados.

Si quieres conocer más, esto te interesa. ¿Está malo? Descubre las críticas al postre que Dabiz Muñoz vende en los supermercados.

1
La mezcla de Dabiz Muñoz no convence

dabiz munoz mecla

Dabiz Muñoz lo ha intentado pero, de acuerdo tanto a la opinión de profesionales como consumidores de Donuts, parece que su nueva creación no ha terminado de gustar. El sabor no convence debido a su mezcla con tonos picantes. Y es que, acostumbrados a una rosquilla muy dulce, esto parece romper todos los paradigmas. Y no de forma positiva.

A pesar de que su toque picante es muy sutil, sí que se queda de forma persistente en la boca. En cuanto a la textura, hablamos entre un bombón y un glaseado crujiente que nos recuerda a los dulces con toppings como la almendra. A pesar de que no termina de convencer, no hay duda de que, si lo pruebas, puede volverse adictivo. La razón es que no se puede definir con un solo sabor, sino que estos van evolucionando en el paladar conforme lo vamos comiendo.

Aunque pretendía mostrarse elegante, esa esencia picante no lo consigue. De acuerdo a la opinión de expertos y consumidores de este tipo de producto, parece que se aprecian una gran variedad de sabores, pero ninguno de ellos queda bien integrado. Esta es la razón de que el objetivo no se haya cumplido. Si algo está claro, es que no busca los grises: o lo amas o lo odias.

Atrás