domingo, 9 mayo 2021 16:07

¿Qué se sabe de Anna Ferrer, la hija influencer de Paz Padilla?

Seguro que ya conoces a Anna Ferrer, la famosa hija de la presentadora Paz Padilla. Es fruto de su matrimonio con Albert Ferrer, representante de artistas, de quien se divorció en el año 2003. Aunque ha pasado mucho tiempo detrás de las cámaras, lo cierto es que, gracias a las redes sociales, ha sabido encontrar un buen lugar.

La única hija de la cómica destaca, según los que la conocen bien, por sus buenos sentimientos y por ser un apoyo fundamental para su madre. Además, aunque ha estudiado y trabajado en otros campos, se ha convertido en toda una influencer que consigue buenos contratos a través de sus colaboraciones con marcas.

Si quieres saber más sobre ella, descubre qué sabemos de Anna Ferrer, la hija influencer de Paz Padilla.

La hija de Paz Padilla, una influencer consagrada

hija paz padilla influencer

Desde hace un tiempo, lo cierto es que su carrera como influencer está disparada. En la actualidad, cuenta con más de 659 mil seguidores en Instagram, red que usa para comunicarse con ellos, trabajar y ofrecer una gran variedad de consejos de todo tipo de una forma abierta y cercana, como si fueran todos sus amigos.

Tanta es la popularidad de la hija de Paz Padilla que, según cuenta una agencia dedicada al medio, la influencer puede cobrar hasta 2000 euros en el supuesto de subir una imagen. Lo que más llama la atención, no obstante, es que puede llegar a cobrar hasta 22 mil euros por vídeo. Vemos que la joven ha sabido jugar muy bien sus cartas.

Anna Ferrer tiene algo que engancha: ser una chica normal. La influencer tiene la capacidad de saber cómo empatizar con sus seguidores. En sus fotografías, la vemos posar de forma muy natural, no parece forzada. Además, también tiene a su favor el ser la hija de la famosa presentadora, que multiplica sus posibilidades. Casi todo lo que hace se convierte en noticia y acaba apareciendo en algún medio de comunicación. Esto hace que el caché de la joven vaya subiendo, y mucho, conforme pasan los años.