domingo, 18 abril 2021 00:53

El sueldazo del jefe de prensa independentista de Bou (PPC): 50.000€

Josep Bou no es afiliado al PPC, pero manda en el partido a nivel municipal. El también empresario ha tenido sonoros encontronazos en el último año con su compañero de bancada en el Ayuntamiento de Barcelona, Óscar Ramírez, e incluso con su exjefe de prensa, con más de 17 años en el PPC, y al que cesó para sustituirle por un conocido independentista, Eduard Batlles, que actúa incluso como su portavoz, pero no de Ramírez.

Battles cobra del mismo partido que criticó 49.540 euros. Antes de recalar como asesor de Bou había presentado deportes en la Xarxa, la cadena pública de la Diputación de Barcelona.

POLÉMICOS TUITS, CON CRÍTICAS AL PARTIDO QUE LE DA DE COMER

Batllè muestra en sus redes sociales al menos una dura crítica contra el PPC, mientras se muestra orgulloso de su ideología independentista.

El cese de Joan Castelló, que ha vuelto de nuevo al Partido Popular como miembro del equipo de prensa, se hizo publico en la Gaceta Municipal en marzo del pasado año, y en abril se publica el nuevo sustituto, Eduard Batlles, como asesor para el grupo popular.

El cambio produjo una honda brecha entre Bou y su compañero de bancada Ramírez, afiliado al PP y conocedor del pasado independentista de Batlles. Según apuntaba la prensa entonces, Batlles mostró públicamente sus fotos en el referédum ilegal de Artur Mas, el 9-N, y otro con el sí al 1-O.

Además, aseguraba “ahora empieza todo: la república y también la represión del Estado español”, cuando se proclamó la independencia los 8 segundos del 27 de octubre de 2017. ambién mostró fotografías en el aniversario del referéndum en 2018, donde mostraba a agentes de la Guardia Civil. Entre otros, ha cargado contra la “represión del Estado español” tras la proclamación de la “República“, una muestra del talante tan contrario con el sentido del PPC.

LAS MALAS RELACIONES

En el Ayuntamiento conocen bien las tensas relaciones entre Bou y el resto del equipo ‘popular’. El empresario lideró las listas del PPC en 2019 y con el resto del equipo lograron entrar en el Ayuntamiento con dos concejales, el mínimo para obtener grupo parlamentario. Esta semana, Bou ha dado un ultimátum a sus hasta ahora compañeros, pero los desaires con ellos ya tienen un largo historial en este último año.

Bou venía de Empresaris, cuyo presidente está actualmente en las filas del PP, y es sabida la mala relación con Génova, más tras cargar contra la candidata Cayetana Álvarez de Toledo, número 2 por Barcelona. En este sentido, criticó que ni era catalana ni hablaba catalán.

LAS OTRAS PIFIAS DE BOU

A finales de enero de 2020, el juzgado de instrucción número 29 de Barcelona condenó al concejal del PPC por un delito leve de maltrato físico a una persona que le increpó en una procesión de la Mercé. Los hechos ocurrieron el 15 de septiembre del año anterior y Bou tuvo que abonar 180 euros al colaborador habitual del centro de culto.

Tras la condena, el presidente del grupo municipal ‘popular’ tomó otra decisión polémica al cesar al jefe de prensa del PPC con 17 años de antigüedad en el partido. La excusa, según ha podido saber MONCLOA.com, fue que “no aparecía en medios”.

Además, el polémico concejal ha fichado a una persona de confianza del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela y ha colocado a una ex política del PSC en el consejo de betevé, la cadena municipal de Barcelona.