lunes, 17 mayo 2021 18:21

Boquerones en vinagre: la receta de Chicote para disfrutar el bocado más sabroso

Los boquerones en vinagre son una de las recetas más sencillas que podemos llevar a cabo y también de las más deliciosas. Además, si seguimos los consejos de un gran chef como es Alberto Chicote, podremos convertir un plato normal en la estrella de la mesa, consiguiendo que enamore a todos los presentes y conquiste cada uno de los paladares.

Una de las cosas buenas que encontramos es que esta receta es ideal para tenerla lista en la nevera. Tanto para sacar una buena tapa acompañada de un delicioso vino como para hacer un bocadillo rápido, triunfará entre los comensales. Además, el boquerón es un pescado muy recomendable que debemos incluir en nuestra dieta para beneficiarnos de todas sus virtudes.

¿Quieres aprender a prepararlos como un gran chef? Descubre la receta de boquerones en vinagre de Chicote para disfrutar del bocado más sabroso.

Comenzamos la receta al estilo Chicote

receta chicote

Si queremos convertir una receta sencilla y económica en todo un éxito, lo mejor es seguir al pie de la letra los consejos de Chicote, experto en la cocina. Lo primero que tenemos que hacer es ir precalentando el horno a 180 grados mientras continuamos preparando el resto de ingredientes para elaborar nuestro plato.

A continuación, cortamos los dientes de ajo en láminas y los colocamos en aceite sobre una cazuela, cuidando que esta sea amplia. Según la cantidad, esta tendrá que ser más grande o más pequeña. De acuerdo con el chef, si sois muchos lo ideal es usar una paella. Después, ponemos el fuego medio y dejamos a los ajos dorándose. Sin dejar que se quemen, cuando estén listos los retiramos.

Los ajos serán los encargados de aromatizar el aceite, un punto clave para elaborar esta delicia. Más tarde, continuamos subiendo el fue del aceite para que esté muy caliente y colocamos los boquerones, secos y salpimentados, sobre la misma. Debemos estar atentos, pues los boquerones se cocinan de forma muy rápida. Tras 2 o 3 minutos, lo mejor es retirarlos. Debido a su tiempo de preparación, hablamos de una receta rápida y sencilla que estará lista para cualquier ocasión.

Continuamos con nuestra preparación

preparacion

Cuando pasen los 2 o 3 minutos de la preparación de los boquerones, añadimos el vinagre de Jerez, cuidando no pasarnos demasiado, así como la siracha. Este ingrediente es interesante si queremos darle ese toque picante que nos ofrece Chicote y cambiar una receta sencilla en una espectacular.

Después, con todos los ingredientes añadidos, es necesario ser rápidos e introducir la paella en el horno ya precalentado. De este modo, conseguiremos un resultado mucho mejor. Una vez dentro del horno, subimos la temperatura a 220 grados y cuidamos tenerlos en su interior un par de minutos. Así, se cocinarán de forma mucho más rápida.

Mientras los boquerones en vinagre estén en el horno, podemos ir preparando el pan, si vamos a hacer una tapa o un enérgico bocadillo, o ir abriendo la botella de vino con la que los podemos acompañar. En dos o tres minutos de golpe de horno, tendremos preparados unos deliciosos boquerones que no tardarán en convertirse en el plato estrella.

Últimas consideraciones según nos cuenta Chicote

consideraciones finales chicote

Para darles un toque casero, podemos servirlos en la misma paella donde los hemos preparado, añadiendo un toque especial en forma de patatas fritas o huevos rotos. Con una buena tabla de ibéricos al lado, habremos preparado una tapa de primera en muy poco tiempo y con un presupuesto nada descabellado.

Antes de colocarlos en el recipiente que hayamos seleccionado, es interesante espolvorear bien el perejil picado encima de los boquerones en vinagre. De hecho, Chicote, después de dar este paso, ni siquiera los saca de la sartén, sino que utiliza la misma paella como decoración. Al plato le podemos añadir ingredientes decorativos, como una rodaja de limón, para mejorar la presentación.

En muy poco tiempo, unos 10 minutos, habremos conseguido un “placer barato, fácil y canalla”, como bien indica el reconocido chef. En cuanto los saquemos a la mesa, será un manjar que todos desearán probar, por lo que más vale hacer buena cantidad. Además, si sobran, siempre podremos guardarlos en el frigo y consumir más adelante.

[/nextpage]